Las grandes navieras empiezan ya a suspender escalas de cruceros en Vigo

Casi una decena de amarres en la ciudad se caen, la mayoría por la situación sanitaria de Inglaterra


vigo / la voz

Apenas una semana después del arranque de 2021, Vigo ya ha perdido nueve escalas de cruceros previstas entre los meses de enero y octubre. Que el resto de amarres se hagan efectivos o no dependerá del desarrollo de la pandemia a lo largo del 2021. Teniendo en cuenta las restricciones vigentes en los países europeos, no se descartan más cancelaciones a corto plazo.

Concretamente, los cruceros que ya han hecho pública la suspensión de su travesía son el Viking Venus (3 de enero), el Iona (9 de marzo) y su hermano Ventura (21 de marzo), el buque Queen Elizabeth (24 de mayo), las dos escalas del barco Braemar (5 de junio y 9 de septiembre), el crucero de la compañía de The Walt Disney (26 de julio). Finalmente, ya entrados en el otoño, también se han cancelado las escalas del Silver Wind (10 de octubre) y el Regal Princess (26 de octubre).

«Desafortunadamente, en vista a las actuales restricciones del Reino Unido es necesario cancelar estos itinerarios», anunció la naviera P&O, propietaria de los cruceros Iona y Ventura, entre otros. La ruta marítima habitual de los cruceros que tienen su escala en Vigo arranca o finaliza en el puerto británico de Southampton y los británicos son los clientes habituales.

«Nuestro equipo sigue enfocado en la salud y el bienestar de nuestros huéspedes y miembros del equipo», informó la compañía Disney Cruise Line, que también canceló su visita a Vigo. Norwegian Cruises, por su parte, informó en diciembre del cese de su actividad hasta marzo por lo que está por ver la efectividad de su escala en esta ciudad en abril.

En total, la ciudad habría perdido la visita de 20.095 pasajeros y de 7.337 tripulantes, en caso de que los trasatlánticos llegasen al 100 % de su ocupación. Estas bajas podrían suponer una pérdida económica de más de un millón en medio de euros (1.205.700), teniendo en cuenta que «el gasto habitual por pasajero ronda los 60 euros», según Ramiro Cobo, director general de la consignataria Pérez y Cia.

A pesar de que las previsiones para el sector turístico en el 2021 no son muy esperanzadoras, la terminal olívica ha sumado la escala del Sky Princess para el 3 de octubre. Por otro lado, el amarre del Regal Princess y se ha pospuesto diez días. Estaba previsto para el 26 de octubre y su nueva fecha es el 6 de noviembre. Es decir, Vigo se juega a día de hoy la llegada de 53 colosos que reportarían beneficios al comercio local.

El mayor trasatlántico de la historia del Reino Unido aplaza su primera visita

Entre la decena de pérdidas que ya ha registrado la terminal portuaria de Vigo, resulta especialmente llamativa la cancelación del crucero Iona, perteneciente a la naviera P&O Cruises. Acabado en el 2020, se ha convertido en el buque insignia de la línea.

Se trata del coloso más grande jamás construido para el mercado del Reino Unido y, desde que se oficializó la entrega por parte del astillero en el pasado mes de octubre, todavía no se ha lanzado a navegar. Vigo formaba parte de su primera travesía, con partida y llegada en Southampton.

La compañía británico-estadounidense ya ha suspendido su visita a esta ciudad del día 9 de marzo. Todavía siguen en pie las escalas del 28 de septiembre, las del 2 y el 30 de noviembre y la del 31 de diciembre. En la página web de la naviera, de hecho, se permite la reserva de viajes.

Las dimensiones de este megabuque son 345 metros de eslora y 17 cubiertas. Su peso es de 185.000 toneladas. Su capacidad, de 5.200 pasajeros y otros 1.800 tripulantes, por lo que el impacto económico de la visita para Vigo ascendería a cerca de medio millón de euros.

Su estética salta a la vista por la señorial bandera británica dibujada a lo ancho de la proa del crucero. Su techo es una gran cúpula de cristal que inunda de luz natural sus espacios interiores.

Este coloso de los mares cuenta con cuatro piscinas distribuidas a lo largo de su estructura. Una de ellas es del tipo «infinity pool», en la popa del barco, desde la que disfrutar de las incomparables vistas del cielo y del océano Atlántico. Por si fuera poco, dispone de 16 bañeras de hidromasajes repartidas en su fachada superior.

Para asegurar el disfrute de sus pasajeros, el crucero ofrece ocho restaurantes de diferentes modalidades en su interior, así como otras trece salas de entretenimiento. Cada día de travesía organiza, además, espectáculos por las noches, incluyendo espectáculos de diversión aéreo bajo las estrellas.

La escala del Iona en Galicia está incluida dentro de un itinerario de catorce días en el que los pasajeros podrán conocer toda la costa de España y Portugal, salvo la cornisa Cantábrica. La partida es en la ciudad británica de Southampton, oficialmente confinada, junto al resto de Inglaterra, hasta mediados de marzo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Las grandes navieras empiezan ya a suspender escalas de cruceros en Vigo