El Coruxo vuelve al trabajo con la meta de situar a cuatro equipos por debajo en la primera fase

la voz VIGO

VIGO

M.MORALEJO

Mateo, con problemas físicos desde el partido con el Málaga, trabaja al margen del grupo

30 dic 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Las vacaciones de Navidad ya son historia para el Coruxo. El equipo volvió el lunes al trabajo y entrenará de un modo ininterrumpido hasta el jueves en un primer tramo de toma de contacto. «Les hicimos los test de grasa y demás y todo el mundo está bien, se cuidaron», dice Míchel Alonso, el entrenador, de la vuelta al trabajo de su plantilla.

Los coruxistas no están demasiado contentos con un parón tan largo. «A todo el mundo nos va a trastocar», comenta recordando que estarán un mes sin competir, lo que obliga a hacer un reajuste en el trabajo diario.

El único jugador que volvió con problemas físicos fue Mateo Míguez, pero derivados de un golpe en el partido de la Copa del Rey ante el Málaga, si bien los verdes esperan poder contar con el redondelano, que sufre un esguince de rodilla. «Está fuera del grupo pero la idea es que pueda llegar», dice el máximo responsable de la parcela técnica.