El Coruxo vuelve al trabajo con la meta de situar a cuatro equipos por debajo en la primera fase

Mateo, con problemas físicos desde el partido con el Málaga, trabaja al margen del grupo


vigo

Las vacaciones de Navidad ya son historia para el Coruxo. El equipo volvió el lunes al trabajo y entrenará de un modo ininterrumpido hasta el jueves en un primer tramo de toma de contacto. «Les hicimos los test de grasa y demás y todo el mundo está bien, se cuidaron», dice Míchel Alonso, el entrenador, de la vuelta al trabajo de su plantilla.

Los coruxistas no están demasiado contentos con un parón tan largo. «A todo el mundo nos va a trastocar», comenta recordando que estarán un mes sin competir, lo que obliga a hacer un reajuste en el trabajo diario.

El único jugador que volvió con problemas físicos fue Mateo Míguez, pero derivados de un golpe en el partido de la Copa del Rey ante el Málaga, si bien los verdes esperan poder contar con el redondelano, que sufre un esguince de rodilla. «Está fuera del grupo pero la idea es que pueda llegar», dice el máximo responsable de la parcela técnica.

Balance de la primera parte

A modo de balance del primer tramo de la temporada, Míchel Alonso en absoluto está satisfecho. «No estamos contentos con los puntos que tenemos», dice mientras centra el objetivo que mejorar de cara a la segunda parte del campeonato. «Tenemos que hacer mejor el segundo tramo para cumplir las expectativas». El objetivo, tal y como está la categoría, es meter a cuatro equipos por debajo y disputar la segunda fase como integrante del grupo intermedio. «Nos estamos enfrentando a presupuestos desorbitados en algún caso y muy altos en otros y si somos capaces de meter a cuatro equipos por abajo estaría muy bien». Míchel destaca el papel de Unionistas, que se ha hecho con el liderato «cuando tendrían que estar otros ahí» y no se pronuncia con respecto a los equipos que no están cumpliendo los objetivos.

El derbi vigués

La primera cita oficial del Coruxo en el nuevo año será el derbi vigués ante el Celta B en Barreiro (domingo 10 de enero, 12 horas). A doce días vista, el entrenador no le quiere poner ninguna etiqueta especial. «Aquí todos los partidos salvo dos o tres todos tienen condicionantes. Contra el Deportivo por lo que representa, con el Celta B porque somos vecinos, contra el Pontevedra... pero yo creo que la necesidad de los puntos supera cualquier otro aliciente».

Un fichaje defensivo

En cuanto a los movimientos en el mercado invernal, el conjunto verde ya no tiene en sus filas a Torrado, que optó por un cambio de aires y fichó por el Polvorín, el filial del Lugo y el Coruxo quiere suplir esa baja fichando a otro jugador de perfil defensivo «y el resto depende de que algún jugador más pueda salir sino seguiríamos así».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Coruxo vuelve al trabajo con la meta de situar a cuatro equipos por debajo en la primera fase