El control de la pandemia pasa una factura a la Universidad de Vigo de cuatro millones de euros

Parte del gasto servirá de inversión para la teledocencia


vigo / la voz

El control sanitario de la pandemia está suponiendo un fuerte coste adicional a la Universidad de Vigo. En solo dos meses ha gastado 750.000 euros y, sumado a los fondos aportados por la Xunta y el Ministerio, dispondrá de más de cuatro millones para afrontarla. «Permitiranos facer fronte á pandemia e despois será útil para a teledocencia, unha parte será inversión», apunta el rector Manuel Reigosa.

Desde el momento en que se pudo, la institución puso en marcha la realización de casi tres mil pruebas entre todo el personal. En la actualidad se hacen doscientas semanales. Si una persona tiene sospecha de contagio se le hace un seguimiento a través de un código QR de los lugares donde estuvo y esas doscientas pruebas se realizan entre el personal con posible contagio. «Cada semana sabemos cantos casos hai; esta, por exemplo, só houbo catro», indica Reigosa.

Entre un 60 y un 70 % de las actividades se desarrollan de forma presencial, mientras que en el resto se combina con la teledocencia.

Del esfuerzo que se está haciendo en la institución viguesa da una idea el hecho de que la producción científica sea semejante respecto al curso anterior. Lo que sí le llama la atención al rector es cierta diferencia entre hombres y mujeres, lo que achaca a posibles impedimentos relacionados con situaciones familiares adversas.

El descenso del presupuesto para el próximo curso, que asciende a 184,6 millones, lo atribuye, entre otras cosas, a la rescisión de un par de convocatorias sobre equipamiento científico y eficiencia energética renovable. Las cuentas recibieron ayer el último visto bueno del Consello Social.

Un aspecto a favor de la Universidad es que la Xunta haya decidido prorrogar el plan de financiación bianual, que tocaba renegociar este año. 

Manuel Reigosa está satisfecho con la captación de alumnos de este curso, que califica de muy elevada, y anuncia que no tendrán que pagar más por la matrícula el próximo curso. También considera un éxito la captación de fondos a nivel internacional y autonómico, así como la transferencia con las empresas, pese a bajar un poco.

«Estamos moi satisfeitos coa aprobación do plan estratéxico e agradezo a tódolos que aportan o seu graniño de area para a universidade do futuro».

Sobre la sede institucional en O Berbés, confía en inaugurarla en el primer trimestre del 2021, una vez resueltas las alegaciones presentadas a la denuncia de la asociación vecinal.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
2 votos
Comentarios

El control de la pandemia pasa una factura a la Universidad de Vigo de cuatro millones de euros