Mika, el sabueso belga, detecta a diez estudiantes que iban al colegio con drogas

La Unidad de Guías Caninos descubrió que el 3 % de los 300 alumnos identificados en seis institutos de Vigo portaban estupefacientes y fueron denunciados


Vigo / La Voz

Mika es un pastor belga malinois de fino olfato y entrenado para oler drogas. Ladra al instante porque, por cada positivo, su adiestrador le regala una golosina. Para este can, es un juego. Lo usan para olfatear alijos en los equipajes de los aeropuertos pero también para localizar porros o papelinas a la entrada de los colegios. Y dan positivo en el 3 % de los jóvenes que son parados para una identificación en las cercanías de un centro escolar.

En una semana, el perro Mika de la Unidad de Guías Caninos olfateó a una decena de alumnos de Vigo que entraban o salían de seis colegios o institutos con drogas aunque, más tarde, la cifra se elevó a 17. De 300 identificados, el 3 % portaba drogas y la Policía Nacional levantó una decena de actas por consumo o posesión de drogas. El despliegue con las unidades caninas se realizó en centros de enseñanza de Coia, Beade, Torrecedeira, Meixoeiro, Teis-A Guía y Redondela.

Mika y otros perros especializados en drogas tienen su base en la Jefatura Superior de A Coruña. Cuando una unidad de Vigo hace un operativo los solicita. Es la cuarta vez que estos canes tienen una misión en Vigo. Una vez situados cerca de un colegio, olfatean a los alumnos según van saliendo y si uno canta, los agentes lo cachean. Los estudiantes ni siquiera se molestan en esconder la droga porque dan por hecho que nadie les va a parar dentro del instituto y se llevan una sorpresa cuando el perro los señala.

En general, los interceptados portan pequeñas cantidades, casi siempre porros, pero la policía también ha decomisado papelinas de cocaína. La mayoría es para el autoconsumo o para fumar con sus colegas pero algunos sospechosos portaban cuatro papelinas de hachís, lo que les delata como pequeños vendedores. El perfil del portador de droga es un alumno de 16 o 17 años pero la policía ha detectado a menores de 15 o 14 años que trapichean, lo que es preocupante porque aún tienen diez años de recorrido en el mundo de la droga. Para la policía, no puede ser que haya drogas en los colegios.

La comisaría estableció vigilancias y buscó posibles puntos de venta de drogas dedicados al tráfico minorista en los centros de enseñanza. Los agentes con el perro Mika se situaron en horarios de entrada y salida de los alumnos, durante el recreo y en las actividades extraescolares.

El pastor belga malinois suele ser usado por las fuerzas armadas, cuerpos de seguridad del Estado y ejércitos de todo el mundo por sus habilidades y excelente disposición para el trabajo. Su origen procede del campo y tiene fama de duro.

La comisaría, siguiendo órdenes de la Jefatura Superior de Policía de Galicia, activó durante la pasada semana la última fase del Plan Director para la Convivencia y Mejora de la Seguridad en los Centros Educativos y sus entornos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Mika, el sabueso belga, detecta a diez estudiantes que iban al colegio con drogas