El desbordamiento del río Lagares por la noche inunda tres viales de Vigo

Los bomberos achicaron el agua que anegaba la calle Olímpicos y las carreteras de Muíños y Camposancos, y el polígono de O Caramuxo.


Vigo

Esta noche se ha desbordado el río Lagares a causa de las fuertes lluvias y ha causado inundaciones en la calle Olímpicos (situada en un lateral del estadio de Balaídos), en la carretera de Muiños y en la carretera de Camposancos. Dichos viales siguen el curso del Lagares y fueron anegados tras la crecida del cauce.

En Camposancos, los bomberos de Balaídos desistieron de despejar la zona inundada porque no podían hacer nada contra la subida del cauce. Hubo que esperar a que bajase naturalmente el nivel del agua. 

En el caso de Olímpicos, descubrieron que la inundación se creaba porque las bocas de las alcantarillas estaban atascadas con las hojas. El equipo de limpieza del Concello acondicionó la zona para que el agua de lluvia volviese a fluir por el alcantarillado.

Los bomberos estuvieron atareados toda la noche y a primera hora de la mañana para achicar el agua de los charcos formados en la calzada y que dificultaba el tráfico. Las inundaciones solo afectaron a los viales, por lo que el agua no entró en las viviendas.

Polígono de O Caramuxo

También hubo incidencias en el polígono de O Caramuxo pero los bomberos no actuaron. La zona más afectada fue la que ocupan las naves de Vicalsa y de una marmolería. Fuentes del polígono admiten que las inundaciones son «muy comunes» y ya no llaman la atención.

En la empresa Vicalsa relatan que el turno de trabajadores que entró entre las 6.00 y las 8.00 horas se vio sorprendido por muchas dificultades para acceder a la nave en la parte inferior, que estaba anegada de agua. Los empleados fueron avisados para que usaran el aparcamiento alternativo de la zona superior, sin más incidencias. Los coches del polígono estuvieron pasando por el vial anegado. 

Adorno navideño y tapas de alcantarilla

La Policía Local de Vigo indicó que a las 1.57 horas se produjo la primera incidencia generada por una tromba de agua acompañada de fuerte viento que azotaron la ciudad. Hubo calles inundadas, un adorno navideño con riesgo de volar por los aires y tapas de alcantarilla saltando.

En la zona de Camelias, un adorno navideño sujeto por un solo cable se balanceaba sobre la calzada, a tres metros de altura, con el riesgo de salir desprendido y volar sin control. Los operarios de la empresa de iluminación se personaron al poco, avisados por el 092, y la amarraron.

A las 4.58 horas, saltaron las tapas de registro en la zona de Subida á Madroa, así como en Foxos, Camiño Espiñeiro y Baixada a Ríos.

Tambien tuvieron llamadas por inundaciones en la carretera Vieja de Madrid, el Camiño Caramuxo, la Estrada Camposancos, el Camiño dos Muiños y la calle Olímpicos, donde el agua anegó el habitáculo de varios vehículos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El desbordamiento del río Lagares por la noche inunda tres viales de Vigo