La angula del Miño, a precio de oro: 462 euros el kilo

150 pescadores buscan a diario el alevín de agua dulce más codiciado


a guarda / la voz

La angula del Miño vuelve por Navidad y cotizando al alza. A diez días de Nochebuena, el precio del alevín de agua dulce más codiciado se ha disparado hasta los 462 euros. A ese precio se vendieron los 55 kilos que salieron de las aguas internacionales del río en la noche del domingo. La luna nueva (único momento del mes en el que se puede capturar el meixón) está siendo más que benévola con los 150 pescadores de ambas márgenes y la escalada de precios aventura que se pueda batir un récord.

El año pasado casi no hubo angula en Navidad y, además, la luna coincidió casi a principios de mes tras el noviembre más lluvioso de la década. Esta vez, la temporada arrancó en noviembre alcanzando los 300 euros algunos días de luna, que fue del 8 al 22 de noviembre, y en diciembre llega casi hasta la víspera de Nochebuena, ya que va desde el día 7 hasta el 21, por lo que sí habrá producto aunque solo para quien esté dispuesto a rascarse el bolsillo.

La angula del Miño será un antojo gourmet reservado más que nunca para bolsillos caprichosos y adinerados. Lo que ya está demostrado a estas alturas es que ni el cierre de las hostelería ni los confinamientos perimetrales han mermado el interés de los consumidores por la delicatesen.

«Muchos pescadores nos transmitieron su inquietud al principio de la temporada, pensando que el cierre de las hostelerías les iba a obligar a tirar los precios», explicó ayer a La Voz el comandante naval del Miño, Juan Díaz. Indica que, en lo que se refiere a la pesca en el río, «la campaña está transcurriendo con normalidad». «Lógicamente, nos preocupaba la posible bajada de la actividad por la situación, pero en cuanto a profesionales faenando podemos estar satisfechos, ya que en la Comandancia Naval del Miño hemos tramitado licencia para 73 embarcaciones», informa el comandante naval.

Las previsiones meteorológicas avanzan días y noches de mucha lluvia y fuertes vientos. Esta situación preocupa especialmente en los puertos de mar, como Baiona y A Guarda, donde se la juegan esta semana para conseguir el no menos preciado percebe. Aunque se vende en la misma lonja, los pescadores que van a la angula en el Miño no se arriesgarán tanto ya que están faenando aguas arriba.

La Comandancia Naval del Miño certifica que todos cumplen con la normativa en vigor. La temporada de angula arrancó en noviembre y la de lamprea lo hará en enero, pero para el organismo que vigila el río el trabajo empezó en octubre, mes en el que pasaron inspección a todas las embarcaciones, aparejos y papeles de los profesionales para asegurar su actividad. «En general, todas las embarcaciones están en muy buen estado y todos los profesionales cumplen con la normativa establecida», argumenta el comandante naval. Indica, por otra parte, que también engorda cada día la lista de solicitudes para la campaña de lamprea, que arrancará en Año Nuevo.

La campaña continuará hasta cuarto creciente. Son en total cuatro lunas, así que la última será en febrero. Fueron los pescadores los que acordaron reducir los días de pesca, que antes se prolongaban hasta abril para proteger la especie, y está en vigor el plan europeo de recuperación de la anguila.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La angula del Miño, a precio de oro: 462 euros el kilo