El pesquero atracado en Bouzas se hunde tras casi once horas de incendio

El fuego se extendió desde la bodega del congelador Baffin Bay y tres remolcadores intentaron evitar que se escorase. El barco tocó fondo a las 20.45 horas.


Vigo

Los bomberos de Vigo han trabajado desde la mañana, casi once horas, para sofocar sin éxito un fuego en el barco pesquero Baffin Bay atracado en los muelles de reparaciones de Bouzas. Los serios desperfectos ocasionados por el fuego en la bodega y el parque de pesca generaron problemas que escoraron el barco y el buque tocó fondo a las 20.45 horas. El Puerto señaló que el barco se hundió a partir de las 19.00 horas cuando todavía ardía ladeado y negó que se trate de un naufragio controlado y provocado. Por el contrario, el buque se fue a pique solo y en llamas. Aunque en la zona siguen trabajando, el barco ya tocó fondo.

 A las 20.00 horas, el fuego estaba llegando al depósito y las autoridades valoraban la intención de hundirlo de forma controlada. Tenían previsto hacer un despliegue lumínico para que los bomberos pudiesen trabajar por la noche pero, finalmente, el barco se fue a pique.

Los bomberos trabajaron durante horas para evitar el escoramiento del barco y enfriarlo, que estuvo sujeto a tres remolcadores. Para evitar un desastre ecológico, el Puerto desplegó la red anticontaminación. A las 19.16 horas, el pesquero estaba semihundido y muy escorado mientras las lanchas de extinción se retiraban. Es a esa hora cuando el Puerto da por perdido el buque.

El arrastrero congelador pertenecía a la armadora Copemar y se escoró a media tarde hacia el muelle. Al filo de la tarde-noche, el barco estaba a punto de hundirse por la popa. Algunas fuentes atribuyen el escoramiento al peso extra ejercido por el agua que lanzan a chorro los dos remolcadores situados ante él. Los remolcadores intentaron mantenerlo estable pero se retiraron al anochecer.

El incendio comenzó a las 8.45 horas, según informó el 112, y diez horas después, continuaban las labores de extinción ya que se registraron varias explosiones y el voraz fuego se propagó por todo el buque a temperaturas de 500 grados. Las llamas llegaron por la tarde a la popa y a los camarotes de la tripulación.

«Era unha ratoneira, a temperatura era tan brutal que te botaba fóra e retorcía as mamparas da cuberta, a xente cocíase viva, entrar era xogarse a vida», relata un mando de bomberos que supervisó la extinción. En la actuación intervinieron doce hombres de los parques de Balaídos y Teis. Aunque inicialmente los equipos entraron hasta la bodega se dieron cuenta de que el acceso era muy complejo porque el incendio estaba muy avanzado. Los bomberos tuvieron que retroceder porque había mucho material inflamable en el interior del congelador y el calor era insoportable.

Por precaución, los bomberos retiraron las botellas de acetileno y oxígeno almacenadas en la cubierta. Aún así, a lo largo de la mañana se registraron varias explosiones al reventar el fuego botellas de gas inerte o argón. No constan la cantidad de litros de combustible que guardaba el barco en sus depósitos aunque, en ese momento, se hallaba amarrado con tareas de mantenimiento..

La columna de humo que se formó, visible desde diferentes puntos de la ciudad, provocó la alerta entre los vecinos. Según fuentes policiales ardió la bodega del barco cuando unos operarios estaban haciendo trabajos de soldadura. La Policía Nacional comunicó a los servicios de emergencias que no había heridos y que los tres tripulantes estaban bien, ya que estos evacuaron el barco una vez que se dieron cuenta del problema.

La Autoridad Portuaria indicó también que el pesquero donde se produjo el suceso es el Baffin Bay. Es un buque congelador de la flota de Malvinas que está atracado en el muelle de reparaciones de Bouzas. Del incendio se están ocupando los bomberos y se prevé que la extinción dure toda la mañana. Según explicó la Policía Local de Vigo, los efectivos procedieron al enfriamiento de la nave, vertiendo agua en el interior ante la imposibilidad de acceder, por la cantidad de humo generado.

El Puerto confirma que no hay víctimas. En la intervención actuó también un barco de Salvamento Marítimo, que se situó al lado para lanzar agua con un cañón.

El buque fue construido en 1993 y tiene una eslora de 68 metros y 13 de manga. Navega bajo bandera del Reino Unido y llegó al puerto de Vigo hace 19 días. Anteriormente había hecho escala en Montevideo a primeros de octubre, y en Port Stanley (también conocido como Puerto Argentino), en las islas Malvinas, en agosto.

La armadora Copemar, propietaria del buque y con oficinas en Marqués de Valterra, desplazó a toda su gente a pie de muelle. Fuentes de la empresa preferían guardar silencio porque el fuego aún no había terminado y estaban valorando los daños. Copemar fue fundada en 1964 y tiene sus caladeros en las Malvinas, Namibia y Ciudad del Cabo. En las islas sudamericanas captura rosa, pota argentina, notothenia, merluza polaca, calamar patagónico, brótola y merluza cola.

Envían drones

La Axencia Galega de Emerxencias (Axega) envió durante la mañana más medios para la extinción del fuego. Mediante el Grupo de Apoio Loxístico, la Axega envió a Vigo una motobomba de gran caudal, al equipo de drones y a cuatro técnicos para incorporarse al operativo de extinción.

Debido a la cantidad de medios y recursos humanos que, a media tarde, aún trabajaban para apagar este fuego, el personal de la Autoridad Portuaria solicitó, mediante el 112 Galicia, la colaboración preventiva de los sanitarios del 061. Aunque nadie sufrió daños, sostienen que la complejidad del incendio requiere de más medios de seguridad para continuar con las tareas de extinción. El Grupo de Apoio Loxístico de Axega envió a un equipo de cuatro técnicos.

 Autoridad portuaria

La Autoridad Portuaria de Vigo desplegó todos sus medios disponibles para hacer frente al incendio, colaborando con los bomberos. El operativo fue coordinado por Gardacostas de Galicia, Capitanía Marítima, Salvamento Marítimo, Protección Civil y la propia Autoridad Portuaria.

El Puerto movilizó el buque Don Inda de Salvamento Marítimo, dos remolcadores del Servicio Portuario de Remolque, el Dr. Pintado y el Gonzalo S., que enfriaron el casco de babor del barco y ayudaron a estabilizarlo tras la escora que se fue produciendo a raíz del agua utilizada para la extinción, que inundó el buque.

También retiraron el material inflamable de cubierta (botellas de gases de soldadura, oxígeno y acetileno) con un vehículo del servicio portuario de amarre (Segem Botamavi). Igualmente, se evacuaron los aparejos y redes de a bordo, situados en la cubierta. Para aligerar y tener mayor accesibilidad a los puntos de fuego, los bomberos  cortaron varias piezas metálicas del buque.

La red contra incendios del Puerto de Vigo conectó los hidrantes desde primera hora de la mañana, y la Policía Portuaria y los servicios de conservación y seguridad del Puerto, coordinaron los medios y mantuvieron el control perimetral en la zona.

La Autoridad Portuaria envió bombas de achique y la empresa de buceo Northcom Diving mandó otra. También se requirió al 112  un camión bomba con una gran capacidad de evacuación de agua.

Ante dicha emergencia, el Puerto activó el PIM (Plan Interior Marítimo) en su nivel 2, colocó barreras de contención anticontaminación en la zona, y una embarcación de Segem permanece en el escenario en modo de espera. Alrededor de las 13.15 h. se produjo una pequeña explosión a bordo, si bien no ha habido daños personales.

La bodega: origen del foco

La Autoridad Portuaria señala que el incendio se originó en la bodega del Baffin Bay, dos niveles por debajo de la cubierta, en un lugar de difícil acceso para los equipos de extinción. El Baffin Bay es un arrastrero congelador de la armadora South Atlantic Squid, LTD, perteneciente al  grupo Copemar. El buque llegó a Vigo tras un viaje de más de un mes de duración, con origen en el puerto de Montevideo.

El buque, atracado en el Muelle de Reparaciones de Bouzas, estaba realizando reparaciones que incluían trabajos en caliente. Los bomberos de Vigo llegaron hasta él a las 08.57 h., incorporándose en la siguiente hora hasta un total de cuatro dotaciones completas.

Las labores de extinción continúan en la zona y está previsto que se extiendan hasta bien entrada la tarde-noche, aunque el barco ya se da por perdido.

;
Alarma en Bouzas por el incendio en un barco No se han registrado heridos aunque la densa columna de humo generó alerta en la ciudad

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El pesquero atracado en Bouzas se hunde tras casi once horas de incendio