Cuatro artistas, cuatro puntos cardinales

Rita Ibarretxe, Raquel Calviño, Cristina Brea y Paula Pez ofrecen «Coordenadas inciertas»


Rita Ibarretxe es la comisaria del proyecto Coordenadas inciertas, que se puede ver hasta el 24 de enero en la Fundación Laxeiro (Policarpo Sanz, 15-3ª planta). Es una propuesta del colectivo AINorte, compuesto por la propia comisaria, Cristina Brea, Raquel Calviño y Paula Pez.

Tras ese título hay una aproximación a problemas existenciales comunes, adoptando la referencia geográfica de los cuatro puntos cardinales como punto de partida, para poner en común sus respectivos trabajos, fotográficos y videográficos. Cada una de las artistas se responsabiliza de cada uno de los puntos geográficos.

Cristina Brea (Vigo, 1973) identifica el norte como la latitud principal, como un destino, pero también como un punto de partida. La artista lo identifica con la cordura, y recuerda que expresiones como perder el norte hacen referencia a la desorientación y a la locura. Cristina Brea toma el cuerpo humano como motivo en sus obras, desplazando así la geografía terrestre a la geografía humana y advirtiendo de la fragilidad de nuestra orientación en el mundo.

En la presentación que hace la comisaria, Raquel Calviño (Pontevedra, 1970) mira con sus fotografías hacia el Sur como ámbito de la luz constante y cálida, como un territorio en el que la experiencia de la mirada es exuberante y plena. Es el Sur entendido también como fuente de energía y de vida.

Rita Ibarretxe (Ourense, 1970) propone una identificación de Oriente con el sentimiento de deseo y de falta de ser que los poetas modernistas. Oriente entendido como una idealización, como un paraíso inalcanzable, identificado con un sentimiento de morriña de algo que nunca experimentaron porque nunca estuvieron allí.

Finalmente, Paula Pez (Vigo, 1981) parte del Oeste como el lugar donde nos encontramos y nos conforma como lo que somos, finisterre a partir del que solo existe lo desconocido, materializado en un océano inabarcable que configuró a los gallegos como pueblo a lo largo de la historia y se pregunta si somos los habitantes del fin del mundo. Oeste, dice, es una búsqueda, un proceso de análisis de la dirección interna que tratamos de procurar en el laberinto de nuestra vida. Partiendo de esta idea, la artista propone una vídeo-instalación en la que diferentes personajes intentan situarse en el paisaje, moviéndose continuamente.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cuatro artistas, cuatro puntos cardinales