El albanés detenido usaba otra identidad y le imputan 28 robos en Galicia

Tiene dos órdenes de búsqueda más y ayer ingresó en la cárcel de A Lama


Vigo / la voz

E. L. ingresó ayer en la cárcel de A Lama tras ser sorprendido, con sus tres compinches, intentando robar en una vivienda de la calle Viveiro. Ocurrió el miércoles, y desde entonces todos los trabajos se concentraron en ubicar su verdadera identidad y otros posibles delitos cometidos. Ayer a primera hora, ya con el atestado policial completado, la acusación contra este ciudadano albanés era muy concreta: se constata policialmente su participación al menos otros 28 robos cometidos en Galicia desde el 2018, que es cuando este grupo se ubicó en Galicia por primera vez.

Todo lo que hay detrás ya evidencia una gran trama con capacidad para, por ejemplo, comprar gran cantidad de documentación falsa en su propio país, Albania, para repartir a esta caravana de coches que recorren España y otros países de Europa central cambiando de zona y de vehículo con toda la frecuencia que sea posible. Pero hay algo que estos escurridizos ladrones profesionales no pueden esquivar, salvo que se apunten los dedos. Son las huellas dactilares, que no varían por mucho que se cambien de nombre y apellidos.

Ahí sí que impera la inversión pública previa. Y España tiene un programa informático muy sofisticado que permite cotejar esa huella inicial, o una muestra de ADN, con todo el fondo documental europeo. Fue así cómo se supo la identidad real de este caco profesional. El trabajo lo realizó la policía científica de Vigo hasta concluir que E. L. arrastraba dos órdenes de búsqueda en un mismo juzgado de Santiago también por robo con fuerza. Ya sobre la casi treintena de robos atribuidos a este albanés en concreto hay que ubicarlos principalmente en la provincia de Pontevedra: Vigo, Nigrán, Baiona, Gondomar, Mos, O Porriño, Mondariz y Salvaterra do Miño, entre otros.

Las 72 horas transcurridas desde la detención de E.L. y su pase a disposición judicial de ayer sirvieron para afinar las técnicas policiales. Lo primero para, mediante especialista fisónomos, reconocer a este individuo en el vídeo que los graba entrando en una vivienda de la calle Viveiro. A mayores, ya al caer en manos de sus captores, portaba objetos que el denunciante reconoció de su propiedad. A mayores, durante la huida, E.L. y su banda fueron tirando diferentes efectos sustraídos, incluida una caja fuerte. Su destino era un coche Volvo, modelo S-60, el cual se encontraba con las puertas cerradas, pero sin activar el cierre centralizado y la llave en el contacto para huir a la carrera.

Ya sobre la gran organización que financia y se lucra de estos pequeños grupos itinerantes, la Policía Nacional concluye: «Se trata de un grupo de delincuencia itinerante que se desplazan por distintas localidades de la geografía nacional. Una vez en el lugar elegido, se hospedan en una zona estratégica según la zona de actuación, siempre a poder ser en viviendas o establecimientos en los que puedan burlar los controles de alojamientos por parte de la Policía Nacional y la Guardia Civil».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El albanés detenido usaba otra identidad y le imputan 28 robos en Galicia