Un detenido por un posible tiroteo en la calle viguesa de Viveiro en el robo frustrado de un chalé

Los agentes toman huellas en el escenario del incidente


Vigo

La Policía Nacional de Vigo investiga un posible tiroteo en la calle Viveiro, en la parroquia semirrural de San Andrés de Comesaña en la tarde noche de ayer, a las 21.00 horas.Los agentes acudieron a una llamada por robo a las 19.43 horas en la calle Viveiro y, tras las indicaciones de un vecino, observó a dos intrusos saltando el muro de una vivienda hacia la  calle. Huían con objetos y los patrulleros locales les gritaron: «Alto Policía» pero uno de los fugitivos les arrojó varios objetos del botín para retrasar su captura.

Los agentes los persiguieron a pie hacía un lavadero donde un implicado se giró hacia un policía portando un objeto oscuro en su mano derecha.

El agente, al temer que el otro estuviese armado con una pistola, le ordenó detenerse y, al hacer caso omiso, extrajo su arma reglamentaria y efectuó dos disparos al aire.

Tras los dos tiros de advertencia, los dos sospechosos se perdieron de vista entre la maleza.

Un grupo de patrulleros peinaron la madreselva y pillaron a un sospechoso agazapado bajo unas silvas. Había arrancado varios helechos para mimetizarse con el entorno vegetal pero uno de sus perseguidores lo reconoció y lo atraparon.

Llevaba todavía puestos unos guantes de goma y portaba en los bolsillos varios objetos presumiblemente sustraídos de la vivienda.

El arrestado es E.L., albanés de 32 años. Su cómplice no pudo ser localizado.

Numerosos vecinos de Coia se alarmaron ayer a esa hora al ver pasar coches patrulla y de la secreta en dirección a Comesaña.

Por el momento, la Policía guarda mutismo sobre el número de personas implicadas ni da más detalles que perjudiquen a la investigación. Los agentes están tomando huellas del escenario del posible tiroteo, realizan investigaciones de posibles autores, medios de desplazamiento, número de participantes y otras pesquisas. Según ha trascendido, hay ya al menos un detenido por estos hechos y no se han registrado heridos.

Vecinos

Un vecino relata que oyó un único tiro, que cree fue efectuado por la policía para dar el alto a uno de los dos ladrones implicados. «Cheguei do traballo e escoitouse un tiro», dice un testigo.

Un sospechoso fue arrestado tras saltar por una valla y caer a la piscina de un chalé. El segundo implicado escapó por una alambrada y la policia lo está buscando.

La presencia de los ladrones fue detectada a las 19.30 horas y varios coches camuflados acudieron a la zona a gran velocidad. Para evitar incidentes, se apostaron en la calle discretamente a la espera de que los ladrones salieran de la casa saqueada.

Según los testimonios, los dos implicados primero robaron en una casa a media tarde. Reventaron la caja fuerte de la vivienda, en la que había documentos pero no dinero.

Entraron en una segunda casa entre las 20.00 y las 21.00 horas pero la moradora llamó a la Policia para avisar de que había un ladrón en la vivienda, lo que frustró el robo.

Los asaltantes escaparon a la calle pero la policía, que había montado un dispositivo en la zona, ya los estaba esperando fuera y se inició una persecución para capturarlos a la carrera. Fue entonces cuando los agentes efectuaron el tiro al aire, sobre las 21.00 horas, lo que conllevó la detención de un implicado, que cayó en la piscina de un chalé.

Los asaltantes habían aparcado su coche de matrícula francesa en la parte alta de la zona residencial de chalés donde actuaron. En el coche no apareció ningún botín.

Según un vecino, los ladrones parecían profesionales porque iban vestidos totalmente de negro y llevaban pasamontañas. Por su aspecto y por el origen del coche, creen que son extranjeros.

La policia intenta determinar si hay más cómplice o actuaron solos.

Un testigo dice que unas semanas antes, la Policía ya estuvo controlando este entorno de chalés. Eso hace pensar que actúo una banda itinerante que ya estaba controlada.

En un vídeo que grabó una cámara frente a uno de los chalés saqueados se aprecia cómo cuatro sospechosos vestidos de negro cruzan la calzada, aprovechando la oscuridad, y se cuelan en un adosado tras forzar el portal con una palanca. Caminan por el jardín mientras un vecino descorre las cortinas y los observa.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Un detenido por un posible tiroteo en la calle viguesa de Viveiro en el robo frustrado de un chalé