El CTAG prescinde de 60 ingenieros por el frenazo en la venta de coches

Luis Carlos Llera Llorente
luis carlos llera VIGO / LA VOZ

VIGO

M.Moralejo

Los técnicos que trabajan en innovación para PSA sufren los recortes

20 nov 2020 . Actualizado a las 12:58 h.

La caída de ventas del sector de la automoción en un 25 % por culpa de la pandemia del coronavirus tiene consecuencias en la fábrica de PSA Vigo. No solo en los ajustes de turnos de producción, sino también en las ingenierías. El Centro Tecnológico de la Automoción de Galicia (CTAG) comenzó el año con una plantilla de 800 personas, la mayoría de ellos ingenieros investigadores, y ha tenido que prescindir de 60 con contratos temporales.

El centro tiene desplazados a 200 ingenieros en las instalaciones de PSA. Ciertos trabajos para este grupo automovilístico se han visto afectados, así que parte de los ingenieros que estaban en Balaídos se han reubicado y se han reducido efectivos «empotrados» en la multinacional francesa.

Los técnicos investigadores de los que se ha prescindido son profesionales que tenían contrato temporal y a medida que les ha ido venciendo han salido del centro, a la espera de que la automoción salga del bache. No obstante, el CTAG, a diferencia de otros centros y empresas, no ha tenido que llevar a cabo ningún ERTE y ni siquiera han sufrido una reducción de salarios, que sí se han producido en otras compañías.

Fuentes del centro tecnológico explican que, con el covid rondando, no proliferan los nuevos encargos. Los proyectos siguen, pero cada uno de ellos tienen menos personas para ejecutarlo. De momento, los 700 trabajadores que han quedado con contrato fijo van a mantener el empleo, pero lo que suceda el próximo año es una incógnita y dependerá de cómo evolucione el mercado y las ventas de coches en un entorno muy complicado. Mientras Europa impulsa la electromovilidad, e incluso veta el diésel en algunos casos, como el del Reino Unido a partir del 2030, los bolsillos de los ciudadanos están cada día más depauperados para comprar coches que son más caros. Además, las infraestructuras para las nuevas tecnologías todavía están muy verdes en España a diferencia de otros países del continente donde las electrolineras están a la orden del día.

Debido a la baja demanda por la pandemia, el stock acumulado de Balaídos de 5.000 vehículos, provocado entre otras cosas por el cierre de concesionarios en algunos países, como ha sido el caso de Francia, ha tenido como consecuencia la supresión del turno extraordinario del domingo por la noche durante el mes de noviembre.

Aunque se especuló con un ERTE durante algunos días de diciembre, la CIG asegura que la dirección lo ha desmentido. La propia empresa afirma que el calendario de trabajo de diciembre todavía no está elaborado. La CUT tiene dudas al respecto, pero lo único previsto por ahora son los diez días de vacaciones entre el 23 de diciembre y el 2 de enero, según confirma la compañía. Estos días serán aprovechados para realizar trabajos de mantenimiento y limpieza y para implementar nuevas tecnologías y maquinaria que no se puede poner en funcionamiento mientras la cadena está funcionando durante 24 horas.

De todas maneras, no se descarta que pueden suprimirse en diciembre también turnos extraordinarios de los domingos por la noche, en los que trabajan 700 empleados.

La caída de ventas puede remontar en el mercado americano, que se va a relanzar. El grupo PSA y Fiat Chrysler Automobiles (FCA) han convocado para el 4 de enero de 2021 sus respectivas juntas de accionistas con el fin de aprobar la fusión de las dos empresas. «Así podremos vender más en Estados Unidos», señalan en Balaídos.