Vigo registra el récord de contagios después de dos semanas con la hostelería cerrada

VIGO

M.MORALEJO

El área notifica en un solo día tantos casos nuevos como las de A Coruña, Santiago, Ourense y Ferrol juntas

20 nov 2020 . Actualizado a las 00:07 h.

Hace dos semanas que el presidente de la Xunta anunció el cierre de la hostelería en 60 municipios, así como la prohibición de entrar y salir de los mismos. Con estas duras restricciones activas y ampliadas ya a 68 concellos, el área sanitaria de Vigo ha registrado en 24 horas la mayor cifra de contagios de coronavirus desde que comenzó la epidemia, en marzo. Es un nuevo récord, que supera el anterior, del 4 de noviembre, precisamente el día anterior a que las más duras limitaciones entrasen en vigor. Han sido 280 casos nuevos en 24 horas, las que van desde las 18.00 del martes a las 18.00 del miércoles (este es el rango temporal más reciente para el que el Sergas ofrece datos). En el área de Vigo hay nueve municipios con la hostelería cerrada y los movimientos restringidos. Todo apunta a que las medidas todavía no están siendo suficientes por sí mismas.

280 casos son tantos que igualan los registrados en las áreas de A Coruña, Santiago, Ourense y Ferrol (suman 282 positivos), que aglutinan a 1,5 millones de habitantes, frente a los 566.000 de los 26 concellos que forman el área de Vigo. Este dato deja bien claro que Vigo es el lugar de Galicia donde más crece la epidemia. Y lo es sin contemplaciones y desde hace ya días, puesto que las incidencias, que miden los casos nuevos por cada cien mil habitantes, son más altas en esta área que en el resto. La incidencia en el área de Vigo es de 367 casos en catorce días, frente a 281 de la media gallega (que bajaría a 258 sin tener en cuenta los datos de Vigo); y en siete días es de 206 frente a 142.

Es imposible saber qué municipios se encuentran peor, porque el Sergas sigue sin publicar los datos por concellos (el conselleiro de Sanidade lo anunció en una entrevista en La Voz el 1 de noviembre). Ocho municipios aparecen en rojo en el mapa de colores que cada día difunde la consellería, pero que no tiene en cuenta la población de los municipios.