El Baíña antepone la salud de su gente a la pasión por el fútbol sala

La escuadra de Baiona no será de la partida en la Tercera División


redacción / LA VOZ

El Baíña FS es un modesto club de fútbol sala radicado en Baiona que, con el paso de los años y mucho esfuerzo, logró forjar una estructura de hasta trece formaciones, desde los niños del nivel de iniciación a sus tres escuadras sénior. Su primer equipo, el de Tercera División, debería abrir la temporada este sábado (18.00 horas) ante el Campito Chapela, pero su presidenta, Ana Iglesias, confirmó que entregarán una renuncia condicionada ante el Juez de Competición.

Tras varios contactos con las instancias federativas, les comunicaron que perderán la categoría, pero en el seno de la entidad lo tienen claro y consideran que la situación sanitaria forzada por la pandemia mundial del covid-19 desaconseja el desarrollo de la competición. La dirigente de la agrupación deportiva se presenta como portavoz de todos sus integrantes al argumentar esa dolorosa decisión: «El Baíña es una familia. Primero los jugadores nos trasladaron su preocupación. Unos viven con mayores, otros están en la Universidad y otros dependen de sus trabajos. Tanto jugar como entrenar representaba riesgo para su salud. En la directiva pensamos lo mismo y solicitamos el aplazamiento hasta que la situación mejorara, pero nos dijeron que la mayoría de los participantes estaban dispuestos a empezar y que otras ligas ya estaban en marcha».

El conjunto de O Val Miñor coincidió en sus impresiones con equipos como el Unión Culleredo, Cee, Outeiro de Rei y dos de los últimos campeones de la categoría, el Pazos de Borbén y el Stellae de Padrón. Ana cree que el grupo pudo ser incluso mayor si no fuera por el riesgo de las sanciones: «Cuando se dijo que nos descenderían y que se inhabilitaría a los equipos durante dos años, muchos clubes dieron marcha atrás. Pero es destacado ver a equipos con el prestigio del Pazos y Stellae mantenerse firmes en una postura que creemos la más lógica. Hablamos con Rafael Louzán y Pablo Prieto, responsables de la Federación, y también se interesó por el tema José Ramón Lete, de la Xunta. Se preocuparon por nuestra situación, pero jugar no nos parece la solución».

Hoy finaliza el plazo para comunicar de modo oficial las renuncias. En el Baíña no vacilan y, si se confirman las otras bajas, el torneo comenzará cojo y a expensas de la evolución de la crisis sanitaria a partir de ahora.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Baíña antepone la salud de su gente a la pasión por el fútbol sala