«É David contra Goliat, pero necesitamos puntos»

El Coruxo, con Mateo Míguez en la sala de máquinas, espera comenzar su recuperación en Riazor


vigo

Mateo Míguez (Redondela, 1987) lleva disputando derbis ante el Deportivo desde infantiles. Siempre lo hizo con la zamarra celeste (que se enfundó en benjamines y hasta el Celta B) pero le faltaba medirse al primer equipo coruñés, algo que hará mañana (12 horas, TVG) con el Coruxo en Riazor. «Parece David contra Goliat pero nós sempre pensamos en sumar, necesitamos os puntos», comenta el oráculo del conjunto de O Vao.

El centrocampista habla de un rival de muchos quilates para la categoría, pero todavía en fase de acoplamiento. «O Deportivo está en construción, ten moi bos xogadores para a categoría, moitos deles serían importantes en Primeira ou Segunda, pero en Segunda B, cando xogan fóra, todo se iguala máis. Seguro que pasará por momentos de xogo que non lle serán tan fáciles», dice el redondelano, que apunta a Riazor como el hecho más diferencial: «Un campo tan grande co céspede perfecto para o equipo de máis nivel sempre facilita as cousas, pero aínda que sexan favoritos, imos con confianza de poder sumar».

Porque el conjunto vigués necesita reivindicarse después de un inicio con cero goles a favor y un único punto en el casillero: «O ano pasado empezamos do mesmo xeito, pero este ano temos que reaccionar canto antes e para a cabeza é moi importante sumar e conseguir un resultado positivo que nos xere confianza».

El gran hándicap del Coruxo está en las dos áreas. «Nos tres partidos tivemos momentos bos de xogo nos que apretamos e tivemos ocasións pero non marcamos, e nesta categoría, se te pos por diante tes moito gañado porque a verdade é que se remontan poucos partidos porque son moi pechados».

La reacción pasa por un salto de nivel colectivo. Mateo, que se siente casi en su mejor momento con 33 años, el primero. «Estou ben fisicamente. Ese sempre é un punto importante na miña carreira e con 33 anos non podo dicir que estou no mellor momento da miña vida, pero a verdade é que levo moito tempo sen molestias e xogando cómodo e iso facilita moito as cousas».

Además, para aprovechar esta recta final de su carrera ha descartado ejercer de entrenador (tiene los tres títulos y estuvo en la base del Celta hasta la temporada pasada) para aprovechar al máximo sus días en el Coruxo, en donde lleva ya cinco años y medio. Pudo salir a Australia y a otras latitudes pero optó por quedarse en casa. A cambio, recupera la vieja tradición de los derbis.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«É David contra Goliat, pero necesitamos puntos»