El Compos araña otro empate sin goles en el derbi ante el Coruxo

m.v.f. VIGO

VIGO

Oscar Vázquez

El equipo de Míchel Alonso empata en O Vao frente al Compostela y continúa sin ganar ni marcar tras tres jornadas disputadas

01 nov 2020 . Actualizado a las 22:44 h.

Coruxo y Compostela acumulan en ambos casos su tercera jornada sin ganar y, para los vigueses, también sin sumar. El duelo entre colista y penúltimo se saldó con un empate sin goles que no satisface a ninguno de los dos equipos. Fueron los compostelanos los que mejor salieron, protagonizando una primera parte con claro color visitante en la que llevaron siempre la iniciativa. El Coruxo despertó en el segundo tiempo, pero continúa peleado con el gol.

El Compostela fue dueño y señor de una primera parte en la que el Coruxo no se sintió en absoluto cómodo. Los visitantes se apoderaron del balón, que no les duraba nada a los locales, y dispusieron de todas las ocasiones de gol claras, con los verdes protagonizando escasas aproximaciones y sin apenas peligro.

Antes de que se cumplieran los primeros diez minutos llegó el primer aviso del equipo de Yago Iglesias que desbarató Alberto Domínguez. Se iba solo Brais Abelenda a pase de Miki, pero el guardameta local arriesgó con una salida que evitó males mayores. Pero pronto volvían a la carga los santiagueses con un disparo de Saro que se fue alto.

El terreno de juego, en el que la lluvia caída en las últimas horas en Vigo fue haciendo mella poco a poco, dificultaba la tarea de los dos equipos. Los resbalones fueron protagonistas y también hubo varios choques en un duelo trabado pero en el que los visitantes jugaban mejor sus cartas. A balón parado iba llegando alguna oportunidad para el Coruxo, como una falta botada por Pedro Vázquez que no encontró rematador.

Los pocos avisos del Coruxo tenían respuesta inmediata del conjunto rival, como fue el caso del disparo de Juampa que se encontró con el despeje de Pablo Crespo. Poco después, una nueva salida acertada de Alberto impedía que el buen entendimiento entre Miki y Abelenda encontrara premio. Los santiagueses se sentían cómodos tocando y lo intentaban una y otra vez, mientras las contras del Coruxo se veían desbaratadas a las primeras de cambio.

A los 35 minutos llegó la mejor ocasión hasta ese momento para los verdes con un balón que se paseó pero que acabó atrapando Pato Guillén. Luego, Antón de Vicente de falta tampoco pudo inquietar al meta visitante. A medida que se acercaba el paso por vestuario llegaron los mejores minutos del Coruxo, que tendrían continuidad en la segunda parte.

El desgaste del primer tiempo pesó en ambos equipos desde un inicio del segundo tiempo con mucho menos ritmo. Además, el Compostela bajó una marcha y, aunque también dispuso de ocasiones, el Coruxo les ganó mucho terreno a los de Yago Iglesias. Míchel Alonso movió banquillo y un recién salido Álex Ares a punto estuvo de aprovechar un pase de Pedro Vázquez para batir a Guillén.

Ahora era el Compostela quien disponía a balón parado de la mayoría de sus ocasiones, con el Coruxo mucho más metido y buscando el gol que tampoco iba a llevar en esta tercera jornada. No le faltó mucho a Chevi, que aprovechó un pase del capitán coruxista para intentar sorprender de tacón al meta visitante, pero envió fuera.