Los jueces dictan casi 2.000 sentencias al año contra conductores ebrios o drogados

Siete de cada diez autores de delitos de tráfico en la provincia son procesados


vigo / la voz

Casi 2.000 conductores de la provincia de Pontevedra que circulan ebrios o drogados acaban cada año sentados en el banquillo y sentenciados, generalmente condenados. Así lo revela la Memoria de la Fiscalía Superior de Galicia del 2019. El 70,89 % de todos los conductores investigados en las Rías Baixas por delitos contra la seguridad vial acabó sentenciado. Solo tres de cada diez procesados se libraron del juicio porque su caso se archivó.

Aunque parezca obvio, el hecho de iniciar una investigación por un delito no significa que se logre una sentencia. Muchos casos son archivados por el camino pero si se trata de delitos contra la seguridad vial, el éxito es muy alto. La Fiscalía llega a obtener una resolución contra el 70 o incluso el 80 % de los denunciados. En comparación, de los 15.879 delitos contra el patrimonio denunciados en Pontevedra en el 2019, los tribunales solo dictaron sentencia para 1.281, un 8 %.

Esta diferencia se debe a que los infractores al volante son fáciles de identificar porque son sorprendidos cometiendo el delito in fraganti. En cambio, los robos se descubren más tarde, los ladrones pueden ir encapuchados o llevar guantes, la policía debe tomar huellas dactilares, rastrear a sospechosos y hacer reconocimientos fotográficos. Lleva mucho tiempo y quizás las pesquisas lleguen a un callejón sin salida y acaben en nada.

En cambio, los conductores que cometen delitos tienen una elevada probabilidad de ser enjuiciados. Esto es importante para la Justicia porque los casos de conducción con bebida o drogas encabezan el ránking de expedientes que la Fiscalía gallega califica como delito, seguidos de circular sin carné, quebrantar una pena, maltrato, lesiones, robo con fuerza, estafa, hurto, amenazas y daños.

Pruebas en contra

Para hacerse una idea, en el 2019 fueron investigados 4.597 conductores en la provincia de Pontevedra por delitos contra la seguridad vial y 3.259 recibieron una sentencia. Son cifras de referencia porque se basan en estadísticas anuales.

La mayoría de los conductores investigados lo fueron por circular ebrios o bajo la influencia de drogas. En el 2019, la Fiscalía examinó 2.555 casos de este tipo en la provincia y logró que 1.890 fuesen sentenciados, un 73,9 % de ellos.

Casi todos los denunciados son pillados al volante en el momento de la infracción y sus expedientes son más ágiles que otros delitos. La Fiscalía recopila una montaña de pruebas contra los conductores como el atestado de Tráfico o de la Policía Local, el relato de los testigos que vieron el accidente, los resultados positivos del test de alcoholemia o de drogas, o las fotos de los radares de tráfico que delatan al coche.

Ante pruebas aplastantes, muchos implicados, a las pocas horas de ser interceptados, pactan con el fiscal en el juzgado de guardia y se declara culpables a cambio de una rebaja en la multa. Son las llamadas vistas de conformidad. Otros esperan a que se celebre el juicio por la vía penal.

El segundo tipo de sentencias más abundantes son contra conductores que circulan sin licencia porque perdieron los puntos o nunca sacaron el carné. En total, fueron investigados 1.754 conductores sin carné y cayó sobre 1.218 de ellos una sentencia. La Fiscalía logró encausar al 69,4 %.

En tercer lugar están las negativas a hacer la prueba de alcohol. La Fiscalía abrió expediente por 134 casos en la provincia y 113 recibieron sentencia, el 84 %.

Además, hubo 73 investigaciones por conducción temeraria o con desprecio por la vida de los demás usuarios de la vía y que se saldaron con 26 sentencias.

Y de los 38 conductores que excedieron la velocidad hasta el punto de cometer un delito, 13 de ellos fueron sentenciados.

Habría que añadir a los autores de lesiones de tráfico pero si son leves, como los choques por alcance, siguen la vía de lo civil.

Encausados 355 vecinos de las Rías Baixas por abandonar a su familia

La Fiscalía de la provincia de Pontevedra logró que 355 vecinos de las Rías Baixas acabasen ante el juez por delitos contra las relaciones familiares, según desvela la memoria de la Fiscalía Superior de Galicia del 2019. Hubo 254 resoluciones (la tercera parte de los 905 denunciados) contra acusados de no pagar la pensión de alimentos a sus hijos o la compensatoria a su exmujer. Otras 95 sentencias recayeron en acusados de abandonar a su familia y seis a denunciados por quebrantar los deberes de custodia de un menor.

El 70,4 % de las sentencias de este tipo en Galicia se dictaron en la provincia de Pontevedra.

Aunque se investigaron en Pontevedra 1.332 casos contra la relaciones familiares (la mitad de los registrados en Galicia en el 2019), solo llegó una quinta parte a tener sentencia del juez.

Quedaron sin resolución cuatro denunciados por inducir a los menores al abandono del domicilio, 18 por sustracción de menores, 23 por abandono de niños, dos por uso de menores para la mendicidad, cinco por entrega indebida de un menor, cuatro por matrimonio ilegal y dos por alteración de la paternidad.

168 investigados por cometer delitos informáticos en Internet

Hasta 160 sospechosos de la provincia de Pontevedra fueron investigados por cometer delitos informáticos asociados en Internet en el 2019. Un tercio (51) fueron denunciados porque les atribuyeron la autoría de estafas en la red como, por ejemplo, cobrar por productos inexistentes, hacer compras on line con los datos de un tarjeta ajena y otras incidencias. A pesar de su población, Pontevedra solo registró un tercio de las denuncias por estafas en Internet que contabilizaron otras provincias gallegas como Ourense (171) y A Coruña (138).

Además, otros 47 fueron investigados porque quedaron implicados en delitos contra la propiedad industrial en la sociedad de la información, caso de la piratería.

También se detectaron 31 casos de pornografía infantil a través de tecnologías de la información, diez de acoso a menores de 16 años a través de las redes y 16 asuntos más por otros delitos contra la libertad sexual cometidos en Internet.

Otra infracción en la Red perseguida por la Fiscalía de la provincia fue la del descubrimiento y revelación de secretos, con ocho casos investigados.

70 delincuentes sexuales acabaron en el banquillo

La Fiscalía logró que los tribunales dictaran sentencias respecto a 70 supuestos delincuentes sexuales de la provincia, la mitad de las resoluciones en Galicia por esta materia. Hubo 28 decisiones judiciales respecto a abusos sexuales, otras 15 sobre abusos a menores de 16 años, ocho por agresiones sexuales, dos por violación, uno por prostitución de una menor, ocho por distribuir material pornográfico, dos por abuso sexual con engaño a menor de 16 años y dos por abuso sexual con acceso carnal.

Pontevedra lidera en Galicia la cifra de infractores al volante pillados, la mitad del total

La Fiscalía de la provincia de Pontevedra abrió en el 2019 un total de 4.497 investigaciones por delitos contra la seguridad vial, lo que supone la mitad de los 9.258 registrados en Galicia.

Pontevedra es la provincia con más conductores con expediente abierto, seguida de A Coruña, con 3.008 casos, Ourense con 981 y Lugo, con 672.

De estos conductores, la mayoría acaban sentenciados. En eso Pontevedra también es líder en cuanto a número de resoluciones, con 3.259 pronunciamientos de los tribunales (casi el 71%). En A Coruña, la Fiscalía logró 2.102 sentencias (69,8 % de los casos), Lugo otras 446 (el 66 %) y Ourense, 807 (82,26 %). La Fiscalía de esta última provincia es la más eficiente en Galicia porque logró sentencia para ocho de cada diez denunciados por delitos viales.

El trabajo de las cuatro fiscalías provinciales en Galicia ha aumentado en casi 2.000 casos (un 25 % más) en apenas un año, entre el 2018 y el 2019, al pasar de 7.284 denuncias a 9.258. Se procesaron a un millar más de conductores ebrios o drogados. Ese aumento de trabajo no ha impedido que también se dicten más sentencias, al pasar de 5.346 a 6.615 en un año, de las que la mitad (el 49,1 %) fueron dictadas por jueces de la provincia de Pontevedra.

El número de delitos contra la seguridad vial detectados en la provincia (el 49,6 % de Galicia) se corresponden con las sentencias emitidas.

En definitiva, la presión de la Fiscalía hace que un conductor que se niegue a hacer la prueba de alcohol en la provincia de Pontevedra tiene el mayor riesgo en Galicia de ser sentenciado, seguido de los ebrios o sin carné.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los jueces dictan casi 2.000 sentencias al año contra conductores ebrios o drogados