Silvia Fominaya: «Echo de menos a mi hija, el padre no me la devuelve y lo paso mal»

La modelo augura que la jueza de Violencia sobre la Mujer de Vigo declarará al exmarido en rebeldía


vigo / la voz

«Echo de menos a mi hija, no pude estar con ella el día de su cumpleaños, su padre no me la devuelve y lo estoy pasando mal», dice la modelo y presentadora Silvia Fominaya. Desde agosto no ve a la menor, de 13 años, porque, según explica, su exmarido no se la reintegra. Advierte que la jueza dio un plazo para devolver a la niña, «el cual ya pasó» y prevé que, en breve, su ex cónyuge será «declarado en rebeldía».

La actriz madrileña, afincada en Tomiño, continúa con su batalla legal para recuperar a su hija, que tras pasar las vacaciones de agosto con el padre no volvió con Fominaya, que tiene la custodia de los tres hijos en común. «La niña ni siquiera pudo ir al cumpleaños de su hermano, los está separando», acusa.

La modelo denunció en septiembre que su exmarido no le había reintegrado a la pequeña y la titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Vigo dictó el día 8 un auto que ordena al exmarido cumplir el régimen de visitas dictado en la sentencia de divorcio contencioso. Tendrá que restituir a su hija, una vez que se agoten los diez días para oponerse a la medida y presentar un recurso, algo que, según la exmujer, hace de forma sistemática para ralentizar el proceso judicial.

Fominaya se queja de que la menor, desde que está con el pase, pasó dos semanas sin escolarizar, según el parte de ausencias de su colegio privado. «La niña se quedó atrás respecto a sus compañeras, si el padre tras las vacaciones quería estar más tiempo con ella tenía que hablar conmigo y llegar a un acuerdo, o pedir por escrito a la jueza un cambio en el régimen de visitas porque la custodia la tengo yo. Ha incurrido en un delito. Él debía remar a favor de la niña», dice.

La actriz cuenta sus preocupaciones como madre. Intentó llevarse bien con el padre y se esforzó para cumplir con las visitas pero este año, la niña empezó a mostrarse «rebelde» con 12 años y le pidió ayuda a su exmarido. «Ahora él se la ha quedado y no me la entrega. Continúo sin mi hija pasándolo mal y con vértigos», dice. Tuvo que tomar un tratamiento para mejorar.

La modelo recuerda cómo empezó su divorcio. Las peleas del matrimonio, con tres hijos, en su piso de Vigo eran continuas y los vecinos avisaron a la policía «por los gritos de él». La jueza le condenó por malos tratos y también llevó el divorcio.

La relación entre los ex cónyuges está salpicada de tensión. «Todo ha sido una persecución», dice. Se queja de que su exmarido, desde hace tiempo, no le pasa la pensión compensatoria a ella y a los tres hijos solo les abona la mitad de su paga por alimentos. Cifra la deuda en miles de euros. Reprocha al exmarido que incumpla con el mantenimiento de la casa unifamiliar donde ella reside con los tres menores.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

Silvia Fominaya: «Echo de menos a mi hija, el padre no me la devuelve y lo paso mal»