Las diez heladerías de Vigo imprescindibles antes de que llegue el frío

Laura Míguez Rúa
L. Míguez VIGO

VIGO

Oscar Vázquez

Repartos a domicilio para superar la pandemia, sabores para celíacos o veganos y otras novedades son la apuestas del sector heladero de la ciudad, que invita a visitarlos en todas las estaciones

24 sep 2020 . Actualizado a las 01:07 h.

No solo del verano viven los heladeros. Cada vez es más habitual que este dulce frío se pueda degustar en todas las estaciones del año y en Vigo, con su clima templado y sus inviernos compasivos ocurre igual. Por eso no es de extrañar que los negocios continúen todos los meses del año y cada vez haya más espacios donde apuestan por la calidad y los helados artesanales. Seguro que ya tienes el tuyo favorito pero aquí te contamos diez que no te puedes perder!!

La Fábbrica del Gelato. Plaza de la Constitución, 9. De 15 a 22 todos los días excepto miércoles, cerrado y viernes y sábado, de 14 a 00.00. 

Tiene la opción de mini cucuruchos por un euro para que los más pequeños se puedan dar el capricho. Está situada en un lugar privilegiado, en pleno Casco Vello de Vigo, roedada de restaurantes y bares con terraza. Dispone de una gran variedad de sabores. Viernes, sábados y domingos cuentan con reparto a domicilio por la ciudad. Distribuyen tarrinas de medio o un litro que pueden ir rellenas de algunos de sus más de treinta sabores. La pequeña sale a 8,50 y la grande a 17 euros y no tiene gastos de envío. Se pueden hacer los pedidos a través del 986437096 a través de Whatsapp. Cuentan con opciones veganas. 

El hada madrina. Rosalía de Castro, 38. De 16 a 23.00 horas. 

Situado en la céntrica calle Rosalía de Castro, el local cuenta con una cómoda terraza y un montón de sabores para todos los gustos. Su dueño apuesta por las frutas o dulces de siempre pero incorpora algunas novedades que cada temporada destacan en su escaparate, entre las que ya se han hecho clásicas, el sabor a Donuts. Son artesanales y siguen la tradicion italiana y en ocasiones también hay alternativas sin azúcar. Se pueden combinar en batidos y disponen por temporadas también de vasitos ya hechos y otras posibilidades. Disponbles a domicilio a través de Glovo.

Capri. Plaza de Compostela, 36. De 7.30 a 23.00 horas. 

XOAN CARLOS GIL

Son la tradición de Vigo, sin duda. La familia del ahora dueño, Giovani Carlo, la abrió en 1956 y estuvo al frente hasta que llegó el relevo. «Preparo todos los días yo el helado, sin conservantes, solo con los mejores prouctos. Voy haciendo de cuatro en cuatro litros y siguen la receta de mis padres», explica el propietario desde el local, con una ubicación privilegiada en la Alameda de Vigo. El que más éxito cosecha es el de chocolate, junto a otros sabores tradicionales, aunque todos los veranos incorpora algunos de su invención. «Este año hice el de marmolada y dolomiti, uno lleva queso ricotta y una crema de pistacho y el otro también ricotta y caramelo. Además, tres veces al año hago un sorbete de limón con cava y pétalos de rosa», apunta este imaginativo heladero. El de nuez e higo del verano pasado tuvo tanto éxito que ya es otro clásico. 

Di San Remo. Avenida de Samil, 28. 

Oscar Vazquez

Una de las paradas clásicas de todo vigués en verano. Esta heladería tiene una ubicación privilegiada, frente a la playa de Samil, y goza de gran éxito entre todas las edades. Su sistema de pedidos es por máquina, para agilizar la venta y cuentan con una variedad en temporada alta digna de los paladares más variados. 

Heladería Venecia. Sanjurjo Badía, 95. De 17 a 21.00 y pedidos por whatsapp. 

M. MORALEJO

El hijo del fundador, que arrancó con esta heladería en 1978, está ahora al frente de este local, que funciona como cafetería de mañana y de tarde para los dulces. Durante la pandemia se lanzaron al reparto a domicilio, con gran éxito. «Desde abril lo mandamos a casa y salvamos la facturación. Me pueden llamar al fijo o a través de whatsapp al 643 262 359 para pactar fecha de entrega o si es urgente, con cargo de 4 euros por la entrega inmediata. Tenemos tarrinas de litro y litro y medio y nos funcionan también muy bien las copas personalizadas por sabores que van en tarrinas de plástico», comenta Senén Robles. Son un local histórico del Vigo más heladero y asegura que continúan con las recetas artesanales de siempre. Aunque con la pandemia bajaron los pedidos, continúa la demanda y prevén que aumentará. 

Dolce y Salato. República Argentina, 21. 

En su mostrador se alternan platos dulces, repostería creativa o algunos picoteos salados con un espacio dedicado a los helados artesanos. Está situado en un local céntrico y con terraza cubierta por los soportales de la zona de Rosalía y se pueden pedir también en tarrina para disfrutar en casa.