21 jóvenes sorprendidos en la playa de Liméns de botellón se exponen a multas de 200 euros

Monica López Torres
m.torres CANGAS / LA VOZ

VIGO

La Guardia Civil los pilló sin mascarilla y sin guardar distancia

16 sep 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Con los locales de ocio cerrados a cal y canto por el coronavirus, este año la movida nocturna se ha trasladado fuera de las zonas urbanas. El botellón está prohibido en cualquier sitio por la Xunta, pero la sanción económica no es el mayor riesgo, ni para quienes no hacen uso de la mascarilla o no guardan la distancia de seguridad, ni para sus seres queridos o más próximos, a los que exponen a los contagios. A ello se arriesgaban los veinte jóvenes que en la madrugada del domingo fueron sorprendidos por la Guardia Civil en Cangas compartiendo velada e incumpliendo las normas sanitarias en vigor.

Ocurrió en Liméns a las dos de la madrugada. Los jóvenes estaban consumiendo bebidas alcohólicas en este arenal de O Hío y los agentes de la Guardia Civil procedieron a la identificación de 21 de ellos. Eran guardias del equipo de Seguridad Ciudadana que dieron con los jóvenes en una de las inspecciones rutinarias y aleatorias que realizan desde el 14 de marzo.

Según explica la Comandancia de la Guardia Civil de Pontevedra, los veintiuno, todos ellos mayores de edad, fueron denunciados por incumplimiento de las medidas sanitarias «al no hacer uso de las obligatorias mascarillas ni respetar la distancia social de seguridad que recogen los protocolos para erradicar la crisis sanitaria». Cuatro de ellos fueron denunciados, además, por tenencia y consumo de sustancias estupefacientes.