Un cambio de posición impulsa el K2 de Roi Rodríguez

Piragüismo El tomiñés, que se clasificó en tres pruebas, espera estar en la Copa del Mundo en la distancia olímpica con Albert Martí


vigo

Roi Rodríguez salió de Verducido con tres pasaportes para la Copa del Mundo de Szeged (Hungría), pero sobre todo con la confirmación de que el cambio de posición en el K2, en el que forma tándem con el catalán Albert Martí, funciona. Curiosamente en el barco de equipo, en la distancia olímpica de 500 metros, no consiguieron el billete, pero cada país puede enviar a dos barcos y el tomiñés está ahora a la espera que la Federación Española le confirme el pase. Sería el cuarto, aunque su intención es estar solo en dos, y en ambos con su compañero al lado.

El cambio consiste en un simple permuta de ubicación. Antes del confinamiento, Roi ocupaba la posición delantera en la embarcación y Albert la trasera y ahora es al revés. Tan básico como efectivo. «Xusto antes de que nos pechasen decidimos probar ó revés, porque o barco non estaba funcionando de todo ben. Á volta probamos, os dous atopámonos máis cómodos e foinos moito mellor», comenta Roi, contento por haber acertado. «Buscamos a máxima eficiencia do barco e coincidiu que así imos un pouco mellor».

En el paso adelante experimentado también tiene su influencia el tiempo que llevan entrenando juntos (Albert se pasó el confinamiento en la casa paterna de Roi en Tui) y el grado de compenetración adquirido. «Antes só competiramos dúas veces e aparte de non estar preparados, eu chegara mal de forma», explica antes de volver al presente: «Agora viuse unha clara evolución pero aínda se nota que nos falta experiencia de competir xuntos».

Esperando un hueco

Por eso esperan tener un hueco en la Copa del Mundo, la única cita internacional de la atípica temporada, en el K2 500 metros. «Estamos loitando coa Federación para que nos deixei ir, porque non clasificamos directamente nesa proba, pero imos estar alí, poden participar dúas embarcacións por país e en principio non deberíamos ter problema, pero imos ver», comenta. Más allá de la importancia de un buen resultado en Hungría, habla de la necesidad de «coller experiencia no K2, que é a embarcación que temos que preparar».

Porque a menos de un año de Tokio, esa es la única puerta que queda un poco abierta. El K4 está restringido a un grupo de seis palistas que ya fue seleccionado en su día y el único barco de equipo que parece abierto es el K2 500 metros, por eso hay tantos candidatos y tantas tortas para entrar, aunque al final serán los selectivos de la próxima primavera los que dictarán sentencia.

Pendientes de la resolución federativa, Roi ya adelanta que no utilizará todos los pases del control de Verducido. Su idea es hacer el K2 1.000 metros y no descarta el K1 en la larga distancia si al final sus peticiones no son atendidas. Ahora que ha encontrado su sitio ideal, quiere acelerar en busca de los Juegos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un cambio de posición impulsa el K2 de Roi Rodríguez