«Las compañías de bajo coste suelen ser más reacias a la devolución del importe del billete»

Adrián Vila, colaborador en el despacho Vila Abogados y experto en reclamaciones a aerolíneas y agencias de viajes en defensa de los derechos de los pasajeros


vigo / la voz

Desde marzo, la imagen de todos los aeropuertos de la comunidad internacional ha sido la de las pantallas de embarques anunciando, uno tras otro, la cancelación de vuelos. Los casos más evidentes fueron los intercontinentales, pero el confinamiento enseguida trajo consigo la supresión de las conexiones nacionales. «Las compañías aéreas han ahorrado millones de euros porque los consumidores y los pasajeros deciden no reclamar los perjuicios que sufren, ya sea por comodidad o por desconocimiento de sus derechos», explica Adrián Vila, colaborador en el despacho Vila Abogados y experto en reclamaciones a aerolíneas y agencias de viajes en defensa de los derechos de los pasajeros.

Muchos clientes suelen recurrir a plataformas automáticas como reclamador.es, pero en Vigo destaca un joven graduado en Derecho que se ha especializado en esta problemática y que atiende físicamente a los perjudicados. Desde hace seis meses, Vila se ha encargado de gestionar el viaje cancelado de más de una veintena de clientes de toda España. «Nuestros clientes son, fundamentalmente, gente joven que contrató vuelos con compañías aéreas de bajo coste, que suelen ser más reacias a la devolución del importe del billete», destaca. En muchos de los casos, ya ha logrado el reembolso de la cantidad solicitada sin ir a juicio.

«Las aerolíneas, en lugar de gestionar el reembolso del importe, ofrecen bonos de viaje que pueden ser usados en futuras compras en la compañía por el importe del billete que fue suspendidos», informa el experto como una de las prácticas que han sido frecuentes por parte de las empresas aéreas desde marzo. «En estos casos no informan a los perjudicados de sus derechos, lo que contraviene la legislación europea», añade.

Entre los consejos que menciona Adrián Vila, además de subrayar que «siempre es aconsejable que el asunto quede en manos de un profesional que conozca la legislación europea», destaca el de «no aceptar nunca el bono que acostumbran a ofrecer las compañías». Asimismo, insiste en «dejar constancia de la solicitud del reembolso a través de cualquier medio que lo acredite de forma fehaciente». En este sentido, alega que una llamada telefónica, sin estar grabada, puede no servir porque puede no quedar constancia de su contenido. En cuanto al precio, hace mención en reclamar sin importar la cuantía del billete ya que «el derecho del consumidor es el mismo se si trata de un vuelo de 30 o de 500 euros».

Vueling, Norwegian o EasyJet fueron algunas de las compañías a las que se ha enfrentado con éxito este vigués. «Un caso significativo fue el de un cliente que se había comprado unos vuelos intercontinentales para viajar desde Londres hasta Los Ángeles, ida y vuelta. Tras las reclamaciones y escritos pertinentes, obtuvimos un resultado favorable», dice Vila.

Se ha especializado en reclamaciones con contenido jurídico pero llegando a acuerdos de forma extrajudicial contra quienes vulneran los derechos de los consumidores. Además de cancelaciones de vuelos, también cubre retrasos o pérdidas de equipaje.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Las compañías de bajo coste suelen ser más reacias a la devolución del importe del billete»