Los enfermos de alzhéimer regresan por fin a los talleres de estimulación

Afaga adaptó todas sus instalaciones para cumplir los protocolos anticovid


vigo / la voz

Cientos personas con demencia y sus cuidadores han atravesado una situación muy difícil desde que saltó la alarma sanitaria y se produjo el obligado confinamiento. No podían recibir la atención habitual. Ahora, esta situación toca a su fin. El Centro de Atención Integral de Vigo (Martínez Garrido, 21) que dirige la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzhéimer e outras Demencias de Galicia (Afaga) ha retomado esta semana su actividad terapéutica, después de que abrieran sus puertas también el centro de día de Beiramar, la unidad de O Porriño y el programa de Nigrán. El retorno se produce después de una completa adaptación de las instalaciones para cumplir los protocolos y aplicar las necesarias medidas de seguridad y protección frente al covid-19.

El regreso de los usuarios al centro integral se ha hecho en en pequeños grupos. Para garantizar su seguridad y la de familiares y trabajadores, se instalaron en todas las aulas mamparas protectoras, que reducen las posibilidades de contagio del coronavirus y otros agentes patógenos de transmisión aérea. Además, diariamente se realizan controles de temperatura, hay alfombras de desinfección a la entrada y a la salida del centro, uso de gel hidroalcohólico y los profesionales utilizan los equipos de protección recomendados por las autoridades sanitarias.

De esta forma, las personas con demencia podrán retomar poco a poco sus rutinas y recibir estimulación cognitiva y funcional, tan necesaria para ralentizar el deterioro. Los principales beneficios son evitar la desconexión del entorno, aumentar la autoestima y la autonomía personal, potenciar las capacidades mentales que conservan, evitar el estrés y mejorar la calidad de vida del enfermo y de su familia.

A primeros de julio, la Xunta dio la autorización para que los centros de día y ocupacionales retomaran sus actividades, lo que resultó un gran alivio para los usuarios y familias de estos servicios, que habían quedado marginados del regreso a la nueva normalidad. A partir de ese momento, Afaga inició un proceso de reevaluación de los usuarios que atiende.

La asociación estableció un programa de retorno dividido en tres fases. En las primeras etapas, los grupos eran muy reducidos y no funcionaba los servicios durante todo el día. En una segunda fase se pusieron en funcionamientos otros servicios, para ahora, con vistas a septiembre, llegar a la nueva normalidad.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los enfermos de alzhéimer regresan por fin a los talleres de estimulación