Las rampas con «chaise longue» que permitirán recostarse en la Gran Vía se inaugurarán en noviembre

La obra tiene un pavimento que absorbe la contaminación

;
Abel Caballero visita a las obras de la rampa de Gran Vía Abel Caballero visita a las obras de la rampa de Gran Vía

Las rampas de la Gran Vía que ejecuta la constructora San José con Covsa estarán terminada el 23 de noviembre, aunque la fecha se puede retrasar al 24 o 25, según ha admitido del alcalde Abel Caballero. La estructura, que tiene 190 metros de largo, está recubierta por cristales antivandalismo y sostenida por 175 arcos separados entre si 89 centímetros. Permitirá ascender sin esfuerzo los más de doscientos metros del principal bulevar de la ciudad y bajarlos caminando pero bajo techo.

Dentro del pasadizo habrá nueve asientos de madera, dos de ellos tipo chaise longue, que permiten recostarse, y otros asientos más convencionales. Dentro del túnel, que tiene una anchura de unos 7 metros y medio, habrá vegetación que también rodeará el armazón exterior. En total se plantarán 162 árboles, entre ellos camelios y olivos. El alcalde ha vuelto a destacar que se plantarán 162 árboles «como Dios manda» en sustitución de los 24 «en mal estado» que se talaron.

La estructura exterior estará parcialmente cubierta con arbustos y el pavimento, de mortero, un tratamiento para absorber la contaminación de los tubos de escape de los coches ya que se trata de un pavimento fotocatalítico. Hay que tener en cuenta que la Gran Vía es una de las calles de Vigo más transitadas y, aunque se pongan las rampas, es uno de los ejes de circulación de la ciudad. La obra ha costado 5 millones de euros y están pendientes otros dos tramos que elevarían el coste final a 10 millones de euros. Pero los proyectos para prolongar la rampa que acaba en la puerta de entrada de El Corte Inglés no están maduros y no sabe cuándo se van a poder ejecutar.

El PP promete eliminar el «adefesio» de colores de la Gran Vía

Si gobernasen en Vigo, mantendrían las rampas y recuperarían el bulevar

Luis Carlos Llera

El portavoz del grupo municipal del Partido Popular, Alfonso Marnotes, ha prometido eliminar el «adefesio de colores» si vuelven a gobernar en Vigo. Marnotes se ha mostrado partidario de mantener las rampas mecánicas, pero también de recuperar el bulevar del que se cumplen 75 años. La Gran Vía se inauguró el 24 de agosto de 1945 a semejanza de otras calles similares de Madrid, Bilbao o Barcelona.

El concejal del PP, tras la visita que hizo ayer Abel Caballero a las obras, indicó que el alcalde «se cree un mesías y nos quiere convencer de que la ciudad es fea y mal hecha».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
22 votos
Comentarios

Las rampas con «chaise longue» que permitirán recostarse en la Gran Vía se inaugurarán en noviembre