Calle pública, financiación privada

La obra ha sido pagada por el Grupo Alvariño y el Concello


Vigo

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, y la concejala de Urbanismo, María José Caride, han inaugurado esta mañana la primera calle pública de la ciudad realizada con financiación privada. Se trata de una bocacalle de la avenida de Madrid que terminaba en un fondo de saco. Ahora tiene continuidad y enlaza con el camino de Gandarón. La nueva vía se llama Barxia do Covelo aunque todavía no ha sido no ha sido bautizada. El empresario promotor, José Manuel Fernández Alvariño, espera que lleve el nombre de su padre, Salvador Fernández Alvariño.

 La obra promovida fue por el propio Grupo Alvariño con una subvención del Ayuntamiento vigués. Ha costado 400.000 euros, de los que el Concello puso 150.000. Los trabajos los ha realizado la constructora Laureano Covelo y han durado dos meses.
Caballero cree que es la primera vez que en Vigo se hace una obra así con financiación privada. Alvariño ha señalado que ese es el camino a seguir en el futuro, la colaboración entre empresas privadas y ayuntamientos.
El vial permite moverse mejor con una amplia zona de concesionarios de coches y abre un área de estacionamiento lateral de la calle para camiones tráilers que transportan automóviles.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Calle pública, financiación privada