Pazo de Urzaiz alega que tiene patrullas de vigilantes en la calle

que ha extremado la seguridad contra el vandalismo


nigrán / la voz

El máximo responsable de la actividad que se desarrolla en verano en el pazo de Urzaiz y que mantiene en pie de guerra a los vecinos, José Domingo González Fernández, más conocido como Don Pepe, pide «paciencia y comprensión» ante unos hechos que él mismo condena y que, asegura, intenta paliar. Los vecinos de la zona han denunciado que viven atemorizados por los jóvenes que salen de marcha. El empresario sostiene que las molestias son de puertas afuera ya que «por ruido es imposible porque la carpa está insonorizada». Aun así, insiste en pedir perdón a los afectados y al alcalde de Nigrán, que ha anunciado medidas administrativas, y se ofrece a consensuar posibles medidas que minimicen el vandalismo.

González asegura que ya desde el año pasado han incrementado la vigilancia para evitar que jóvenes que acuden al pazo deambulen por las calles. «Hay tres coches desde la una hasta las seis y media de la mañana para vigilar que no haya botellones ni reuniones fuera del recinto y un vigilante exclusivamente para la casa del vecino que vive más cerca», afirma. Pide compresión «en un año excepcional en el que tenemos que reinventarnos. Perdimos 2,5 millones de euros por el confinamiento», indica. Insiste en que han extremado las medidas de seguridad y sanitaria, con autobuses que, desde las 4.30 hasta las 7.30, llevan de vuelta a los jóvenes a casa «para que sea de forma escalonada y evitar molestias a los vecinos». Dice que ya han presentado toda la documentación para que el Concello les dé licencia de hostelería, que tienen la de Patrimonio de la Xunta y que cumplen todas las medidas sanitarias.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Pazo de Urzaiz alega que tiene patrullas de vigilantes en la calle