El golf, un deporte seguro y al alza

Empresarios y golfistas destacan el aumento del interés y de reservas nacionales


vigo / la voz

La situación de pandemia ha hecho que muchos deportes hayan tenido que reinventarse. Algunos han optado por parar, ya que el contacto es inevitable y sin él se pierde toda la esencia de los mismos. No es así con el golf, que se está diferenciando como una disciplina totalmente segura y que, además, cotiza al alza.

A nivel turístico, los campos de golf del país generan un gran tráfico de visitas extranjeras que valoran las instalaciones, los enclaves, el clima o las facilidades de los clubes. Eso ha cambiado un poco pero ha invertido la tendencia. Ahora es el público nacional, y sobre todo gallego, el que se aficiona a reservar y pasar una tarde echando unos hoyos. «Creo que ha subido bastante el turismo de aquí, en torno a un 20 % . Incluso en el total de reservas, con respecto a un año normal, pienso que está creciendo. Nosotros seguimos defendiendo el golf como un deporte idóneo siempre, pero en la situación que vivimos, más», comenta Javier del Castillo, uno de los responsables del Club de Golf Ría de Vigo en Domaio, Moaña.

En los campos de la zona han notado como se da un gran afluencia de aficionados que, debido a la total seguridad con la que se puede practicar, se lanzan a reservar incluso con bastante antelacion. «La afición por el golf está creciendo bastante. Se practica al aire libre, en unas instalaciones sumamente cuidadas y estamos empezando a tener muchísimas reservas incluso de cara al invierno», continúa Del Castillo.

En el deporte del swing no se comparten palos, los buggies son prácticamente de uso personal y no hay elementos comunes que se puedan manipular y lleven a posible contagios. La toma de temperatura al llegar y los hidrogeles parece que han llegado para quedarse, también en el golf. En las competiciones cada deportista solía apuntar en una tarjeta personal las marcas de otro del circuito. Eso ha cambiado y han entrado en escena las tarjetas digitales.

Con las escuelas y campamentos también han tenido que reinventarse. Más grupos de menos niños y más profesores para garantizar la total seguridad. De ese modo, la mejor promoción de este deporte está siendo su seguridad en tiempos de pandemia.

Poca competición profesional

En los clubes de golf de la zona están notando un crecimiento exponencial de reservas para gente que desea adentrarse en el mundillo. Sin embargo, la realidad para quienes se dedican a esto sigue siendo la misma o incluso más difícil. Muchos torneos han optado por aplazar sobre todo debido a las cuarentenas obligatorias de muchos países. «Hay competiciones pero la perspectiva es que no se retome la total normalidad en un tiempo. En muchos países hay cuarentena obligatoria y eso resta posibilidades de acoger a otros deportistas de fuera», apunta Javier, quien también es golfista profesional.

También para la golfista viguesa Marta García Llorca está siendo un año especialmente extraño. En sus pronósticos estaba el competir en una decena de torneos y, por el momento, solo ha podido participar en tres. «Es el año que más he podido entrenar, llevo desde mayo. Reino Unido o Suiza imponen cuarenta obligatoria si viajas desde España. No es viable pasarte quince días encerrada en un hotel y después competir», argumenta.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El golf, un deporte seguro y al alza