El transporte marítimo de la ría cae un 30 % en lo que va de verano por el covid

El servicio sufre un desplome histórico de pasajeros que evitan los medios públicos


CANGAS / LA VOZ

La pandemia ha provocado cambios de hábitos en las formas de desplazarse. El temor a los contagios ha disparado la búsqueda de medios alternativos al transporte público. De ahí el histórico bum de la venta de bicicletas que hizo que se agotaran las existencias en las principales tiendas del sector. La situación ha provocado un desplome de hasta el 32,3 % en el caso de los barcos que comunican los puertos de Cangas y Vigo. Esta es la ruta que ha sufrido el mayor tijeretazo: solo ha sido utilizada por 71.839 viajeros durante julio frente a los 106.176 del mismo mes que se subieron el año pasado. La de Moaña ha perdido un 27,5 % del pasaje, pasando de 11.776 usuarios a 8.951 en el mismo período.

La reconversión del antiguo corredor de O Morrazo en autovía ya provocó a finales del año pasado que cayera el tráfico marítimo, aunque entonces solo supuso un 10 % total, que fue el porcentaje de usuarios que volvieron a circular por carretera. Es ahora, tras el confinamiento, cuando se nota un vuelco sustancial y un desplome de usuarios del que se resienten todos los medios de transporte público, aunque en desigual medida.

Las obras de la autovía desataron un pico de tráfico en el transporte de ría, que mantuvo una curva de subida interanual continuada desde el 2015, según los datos oficiales facilitados por la Consellería de Infraestruturas. Si la tendencia se mantiene ahora, y además se le suman las semanas que no hubo servicio por el confinamiento, el flujo de pasaje caerá hasta los resultados de hace un lustro, cuando las navieras que operan en la ría sumaron 685.078 viajeros entre estas dos rutas. A partir de entonces siempre superaron el millón de viajeros hasta cerrar el 2019 con 1,23 millones, el mejor resultado de los últimos cinco años.

Julio es el mes más significativo para la comparación interanual porque, aún en plena pandemia, los flujos hacia la comarca de O Morrazo se triplican en verano porque sus playas atraen a miles de vigueses. Pese a las restricciones de tráfico impuestas este año en los arenales de Cangas, los aforos se están completando, confirman fuentes del gobierno local.

Las navieras, que aplican la normativa de viajar con mascarilla, ofertan además en agosto actividades turísticas, como viajes para observar las estrellas, que permitirán equilibrar algo más las cuentas, pero resulta imposible revertir la tendencia a estas alturas del año.

El mayor repunte en la movilidad se percibe en las carreteras, también en las secundarias. La pandemia obliga este año a no planear viajes largos y casas y hoteles rurales están siendo las grandes beneficiadas al acoger a familias que evitan las masificaciones de las playas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El transporte marítimo de la ría cae un 30 % en lo que va de verano por el covid