Portugal, reducto de los lanzadores

La Factoría Hermida participa en las citas de Vila Nova de Cerveira, con sus atletas en lo alto del ránking español, al no celebrarse competiciones en Galicia


vigo

Portugal acude al rescate una vez más del atletismo gallego. En esta ocasión, Vila Nova de Cerveira redobla su conexión con los lanzadores vigueses que ante la imposibilidad de poder lanzar en Galicia, en donde todavía no se ha realizado ninguna competición atlética, ya se han desplazado en dos ocasiones al centro de lanzamientos de Lovelhe. Además, con buenas marcas, ya que el céltico Eric Méndez se coloca primero en el ránking juvenil español de lanzamiento de martillo con una marca de 65,49 metros, mientras que su compañero Yago Araújo es segundo en categoría júnior con 67,23 metros. Los dos entrenan a las órdenes de José Manuel Hermida.

«Está moi ben organizado, son seis participantes por proba, non hai espectadores e só estamos o lanzador e o seu adestrador, con máscara, na zona que está sinalizada para cada equipo», comenta Hermida, que en la tarde noche del miércoles vivió su segunda experiencia del año en territorio luso. El técnico vigués, al igual que el resto de los participantes, tiene restringido el cupo y solo pudo llevarse a cuatro atletas.

Cada uno con su artefacto

La novedad más importante con respecto al pasado es que cada lanzador debe llegar su propio artefacto, que debe ser homologado por los jueces a la llegada a Vila Nova de Cerveira y que el atleta no puede compartir con sus rivales. «Cada un ten que levar o seu artefacto, homológano e logo cada un lanza co seu, así xa non hai problemas. Teñen todo aquilo moi limitado, con todas as medidas de precaución», explica el entrenador. Todos los desplazados deben registrar su nombre y sus datos y no existe contacto entre los atletas, lo que minimiza más el riesgo todavía.

Para la factoría Hermida, Portugal es ahora la única salida ante la falta de protocolo (ahora recién aprobado) y competiciones en Galicia. «De momento aquí non tivemos nada, aínda aprobaron o protocolo o outro día e agora está previsto o campionato galego para agosto sempre que isto non se deteriore».

Poder lanzar es todo un aliciente para un grupo que trabajó durante el confinamientos en sus casas, luego pasó al parque de Castrelos ha hacer físico y finalmente pudo entrar en la pista en Balaídos. «Adestrar aquí, con esta calor, e sen competicións, sería moi difícil. Menos mal que montaron estas dúas probas alí e foi un aliciente e unha ilusión para os rapaces. Porque estar adestrando e que non haxa nada é moi difícil de levar».

Además, los vigueses no van a estas competiciones restringidas de paseo, sino todo lo contrario. El céltico Eric Méndez, en categoría juvenil, lanzó el martillo a 65,45 metros y se coloca con esta marca en lo más alto del ránking español de su categoría. Eric es campeón de España de martillo de 5 kilos, prueba celebrada en Castellón en febrero y en donde el vigués había lanzado casi dos kilos menos (63,80 entonces). Su compañero Yago Araújo, en júniores, lanzó la semana pasada en el mismo escenario 67,23 metros y es el segundo en la clasificación del año. En el último nacional había sido plata.

Marcas de nivel

Hermida achaca estas «marcas de nivel» y en estas difíciles condiciones a su buena técnica: «Son rapaces novos e se tes unha técnica bastante depurada o deterioro é moito menor. Estes rapaces lanzan bastante ben e mesmo melloran a súas marcas persoais».

Ahora les queda seguir entrenando en Vigo y que se abra la actividad atlética, en cuanto a competiciones en Galicia. «Imos preparar os campionatos galegos e logo, se non hai marcha atrás, iremos aos nacionais en setembro e outubro», avanza. De lo contrario les quedará Lovelhe, el paraíso de los lanzadores del sur de Galicia.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Portugal, reducto de los lanzadores