«Desde Oporto hemos visto quince peregrinos y ya dimos nuestros datos»

Las personas que se decanten por el Camino Portugués deberán formalizar su registro de llegada


vigo / lA voz

Todos los peregrinos que se hayan decantado por el Camino Portugués deben formalizar su registro antes de que pasen 24 horas desde su llegada a Galicia. El número de caminantes este año se mide con cuentagotas y los que se dejan ver en este itinerario, tanto en el interior como en la costa, son en su mayoría portugueses.

Augusto y Gabriel son padre e hijo y cruzaron la frontera tudense el miércoles por la mañana. «Ya hemos formalizado nuestro registro en la página del Servicio de Saúde», dice el padre. La pareja emprendió su ruta hasta Obradoiro el pasado 24 de julio desde Oporto. Al llegar a Tui, después de más de 120 kilómetros, solo se habían topado con 15 peregrinos más.

Desde la Câmara Municipal de Vilanova de Cerveira informan de que son muchos los caminantes que se acercan hasta la casa consistorial para resolver sus dudas con respecto al registro.  «Es una medida que nos ha pillado a todos por sorpresa, tanto a los alcaldes portugueses del Miño como a los gallegos. Existe mucha confusión. Se acercan hasta el municipio para preguntarnos cómo deben hacer, con quién pueden hablar o cuál es la página web a la que deben acceder», explica Fernando Nogueira, presidente de Vilanova de Cerveira.

«El Camino de Santiago es un ingreso importante para la hostelería y el turismo del Baixo Miño», dice el alcalde de Tui, Enrique Cabaleiro. «No voy a cuestionar a las autoridades sanitarias, pero creo que esta medida puede generar rechazo», dice el regidor tudense.

El Camino Portugués, bajo mínimos

Todos los peregrinos que se dejan ver por el Camino Portugués este verano coinciden en la sensación de vacío que les provocan cada una de las etapas. A Augusto y Gabriel Almeida, quienes ya repitieron varias veces el itinerario santo, les ha sorprendido que el 25 de julio, día del Apóstol «las rutas estaban desiertas».

Daniel y Mikail son dos peregrinos que se conocieron en A Ramallosa y decidieron caminar juntos unos cuantos kilómetros. El primero de ellos es suizo y comenzó su peregrinación en Lisboa. «No me he topado con más de doce personas al día», contabiliza Daniel. Mikail, por su parte, es de Portugal y empezó desde Oporto y hasta O Val Miñor solamente se encontró a diez peregrinos más. «Tres alemanes, dos españoles, un grupo de italianos y a Daniel», explica el portugués.

Chus Aldegunde regenta un kiosko al final del puente de A Ramallosa, por donde deben pasar sí o sí los peregrinos. «El domingo pasaron unos cuantos en bicicleta, pero hay días en los que no pasa ninguno. Sin ir más lejos, hoy solamente he visto pasar a dos», cuenta Aldegunde a las 12.00 de la mañana del miércoles. Este dato es significativo ya que los que practican el Camino suelen madrugar para evitar las horas de calor.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Desde Oporto hemos visto quince peregrinos y ya dimos nuestros datos»