Visitar Vigo con niños: los diez planes que no te puedes perder

Parques infantiles con macrotoboganes, zonas de skate y otros deportes para los mayores, piscinas, animales, museos.... la ciudad ofrece un sinfín de alternativas para los viajes en familia


Vigo

Viajar siempre es una aventura pero si es con niños, el doble. Vigo es una ciudad más que de sobra preparada para acoger la visita de familias completas y dispone de una amplia gama de planes para que los más pequeños disfruten del viaje. Si estás planeando viajar con niños a Vigo debes saber que existen múltiples opciones de alquiler de apartamentos, de hoteles con todas las comodidades, cámpings con bungalós o espacios para tiendas y un sinfín de opciones para hospedarte. 

Si tus planes incluyen también degustar un poco de la gastronomía de la zona, te invitamos a que repases la lista de restaurantes imprescindibles de Vigo para ir con niños, puesto que hay locales muy variados en la ciudad con zonas infantiles que harán de las sobremesas un momento en el que todos puedan disfrutar. No dudes en llamar antes por si los protocolos covid han modificado las condiciones de uso de estas zonas de juego de los restaurantes de Vigo. Moverse por la ciudad es sencillo, si viajas en coche particular no tendrás problemas y si necesitas tomar mano de otros transportes, te contamos aquí todos los detalles que necesitas saber para moverte sin problemas

Aquí te ofrecemos algunos de los mejores planes que puedes hacer en Vigo con niños si estás pensando en disfrutar de la ciudad este verano. 

1- Ruta en bus turístico 

A veces una de las mayores limitaciones de viajar con niños, sobre todo si son muy pequeños, es cubrir las distancias para realizar las visitas. Moverse con sillas o caminantes cansados no es sencillo. Además de las líneas corrientes del bus urbano de Vigo, que acepta pago en efectivo de nuevo desde el pasado 20 de julio, existe un bus turístico específico que recorre algunos de los puntos más interesantes de la ciudad. 

Los niños menores de 5 años viajan gratis, entre 5 y 14 pagan 4 euros y los adultos 7,50. Existen cuatro frecuencias, a las 10,12, 16.30 y 18.30 y sale desde el entorno de la oficina de turismo, situada junto al Centro Comercial A Laxe. Pasa por lugares muy recomendables para los niños como el parque de Castrelos, el monte de O Castro o Samil, eso sí, recuerda que si bajas en una puedes volver a subir gratis pero la frecuencia es poca, así que escoge bien tu destino. Te dejamos aquí toda la información del bus turístico

2- El acuario del museo del mar

El Museo del Mar es siempre un gran plan con niños en Vigo. Situado en la parroquia de Alcabre, está próximo a las playas y tiene como destino estrella un pequeño acuario que hace las delicias de los más pequeños. 

Ofrecen además talleres y actividades específicas para los pequeños, además de visitas guiadas. Los martes sobre el origen de la vida, para niños a partir de 6 años a las 12.00 dura 45 minutos, los miércoles sobre reciclaje para mayores de 4, de 12 a 12.45. Los jueves es el turno de descubrir el acuario, de 12 a 12.30 para menores a partir de 4 años y los viernes los talleres infantiles son sobre artesanos y están dedicados a niños de más de 6, también de 12 a 12.45. Los sábados y domingos hay visita guiada recomendada para familias y mayores de 8 años de una hora de duración a partir de las 12.00. Para reservas y más información se puede llamar de martes a sábado de 11 a 14 en el 986 247 750. Aquí tienes todos los datos

El horario de apertura para conocer la historia de la conserva, ver especies marinas y visitar el acuario es de 11 a 14 y de 17 a 20.00 horas. 

3- Zoo de Vigo

Da igual que sea verano o invierno, el zoo de Vigo siempre es una buena visita para ir con niños. Su horario de apertura actual es de 11 a 20.00 y con un aforo máximo limitado a 450 personas al día. Los menores de dos años entran gratis y los de 3 a 16 pagan entre 2,60 o 3,20, según el día, igual que los jubialdos. Adultos, entre 5,25 y 6,25 euros. La celebración de cumpleaños en las instalaciones se ha cancelado, pero este año sí se repiten de nuevo los campamentos de verano. 

Aunque el león o el lince están entre los más buscados, en realidad los pequeños disfrutan infinito de cada zona, incluida la de animales comunes como los burros. Ver de cerca los lemures, las cebras o hacer un paseo por la zona de los insectos y arácnidos son experiencias que los niños no olvidarán de Vigozoo. Para los meses de verano tienen talleres de astronomía todos los sábados con capacidad para 25 personas que se celebra de 22 a medianoche, así que si tu peque no es tan peque y le interesa la astronomía, puede ser todo un planazo. Puedes reservar o pedir más información en el 986 267 783, el precio es de 6 euros persona.  

4- Circuito de bicis, patos y parque en O Castro

Una de las grandes alternativas para buscar el fresco en Vigo es acudir a alguno de sus montes o bosques para disfrutar de la sombra verde y de sus entretenimientos. Uno de los más populares es el del Castro. Un solo espacio con muchas posibilidades de diversión infantil. Jugar a explorar los rincones verdes, dar de comer a los patos del estanque, pasar bajo el camino que hay detrás o recorrer la zona amurallada son algunas de las opciones más tranquilas.

El éxito rotundo llegará de la mano de la pista de educación vial para bicicletas y patinetes, con pasos de peatones, señalización y recorridos para aprender a circular, la pista de patines que hay un poco más abajo, donde decenas de generaciones de vigueses aprendieron a moverse sobre ruedas o los parques infantiles. El monte de O Castro dispone de dos espacios para los niños, uno para los más pequeños y otro para los mayores. Fueron renovados hace pocos años y cuentan con numerosos elementos y suelo de arena, toda una diversión añadida. Plataformas giratorias, casitas, zonas para escalar... no falta detalle. 

En la zona también existen múltiples áreas verdes a la sombra perfectas para disfrutar y un oso de piedra que se convirtió en todo un símbolo de los infantes que acudían de visita. 

5- Las playas y piscinas, siempre un éxito

Niños y verano son un equipo al que si se añade agua, se obtiene el éxito. Samil es una de las playas más familiares de la ciudad, con parque infantil, servicios, cafeterías, heladerías o piscinas públicas. El aforo está ahora vigilado y controlado y los arenales cuadriculados para evitar aglomeraciones.

La costa está rodeada de playas de arenas suaves y aguas cristalinas, e incluso hay algunas que no suelen acoger tanta gente y son perfectas para tiempos postcovid- 19

En caso de querer sumarle a la experiencia un paseo en barco, los turistas pueden inclinarse por visitar los municipios cercanos de Cangas y Moaña, aunque también pueden organizar una excursión a Cíes y Ons. 

6-Fundación Sales

Aprender un poco sobre plantas y flores, descubrir cómo florece un nenúfar gigante o pasear entre rosales es una de las experiencias que los niños pueden disfrutar si visitan la Fundación Sales, en la Avenida de Samil. La organización está volcada en los más pequeños y cuenta con talleres en Navidades, campamentos de verano y de Semana Santa, visitas escolares (hasta la pandemia) y múltiples actividades infantiles. 

De martes a sábados están abiertos de 17 a 21.00 horas. Niños menores de 10 años y jubilados 1 euros, de 11 años a 64, dos euros la entrada. 

7-La ruta de los macrotoboganes de los nuevos parques de Vigo

Si por algo se caracterizan los nuevos parques que se están imponiendo en Vigo es porque entre sus elementos suelen tener un macrotobogán que hace las delicias de los más pequeños. Un ejemplo de ello es el renovado parque de la calle Venezuela, con una zona para deslizarse de siete metros de altura, con amplia zona de escalada de cuerdas y suelo acolchado. También dispone de un tronco gigante, columpios o zona de pequeños. El de Pedro Alvarado, en Teis, pueden presumir de dinosaurio gigante por el que los niños entran para escalar y llegar hasta el macrotobogán. Destacan su colorida decoración, tirolina, zona central con bancos bajos o columpios varios. 

En Pizarro, tras las torres situadas al comienzo de la calle existe un parque que incluye rocódromo y un togobán en altura para salvar el desnivel que seguro que conquista a los pequeños. No muy lejos, en la zona de Jenaro de la Fuente, está el parque de Maruja Mallo, con dos niveles de diversión, un macrotobogán que se apoya en un bloque de libros y zonas de columpios y escalada entre otros. También se ha renovado recientemente el parque de la Plaza de Independencia, con otro tobogán de grandes dimensiones, columpios, caballitos y un área de niños más pequeños. 

A todos estos parques renovados se unen otra multitud de ellos, de mayores o menores dimensiones, que están repartidos por los diferentes barrios de la ciudad. Debido al coronavirus, todos ellos se desinfectan diariamente, por lo que no es posible acceder antes de las 10 y es necesario cumpliar las normas especificadas en cada una de las instalaciones. 

8-Pista skate de Navia y Barreiro

Cuando hablamos de visitas en familia los niños no siempre son tan pequeños, por eso Vigo dispone también de planes para aquellos jóvenes que quieran divertirse. En el barrio de Barreiro y en el de Navia hay una zona de pistas de BMX, skate o patines.

La última en abrir ha sido la de Navia, conocido como skatepark, y se trata del espacio más grande de la ciudad con 2.000 metros cuadrados y diferentes zonas en función de la dificultad de los trucos. En el mismo espacio hay hueco para bicicletas, monopatines y patinetes y tanto para principiantes como para profesionales.

La de Barreiro cuenta con 600 metros cuadrados y en O Castro también se ha habilitado un espacio en la pista de patinaje. Aunque durante mucho tiempo los deportes urbanos no tenían su espacio, el Festival de O Marisquiño y su popularización ha hecho que la demanda fuera cada vez mayor. 

9- La ETEA reconquistada: parque infantil, ruta en bici, playa y zona verde

En otro tiempo zona militar, desde el año 2002 perdió ese uso y en los últimos tiempos se ha reincorporado al ocio de las familias de Vigo. Este espacio, ubicado en el barrio de Teis, dispone de explanadas verdes muy amplias perfectas para mantener las distancias y correr con la bici sin riesgos. Cuenta también con pequeñas playas, un parque infantil y una pista para correr. 

Fue remodelada en el 2013 y los pequeños se lo pasarán genial en la pista de skate o incluso paseando por el camino que discurre a la altura de la costa y que bordea el entorno. Se puede acceder en coche hasta las inmediaciones. 

10- Castrelos, museo, jardín y parque infantil

El parque de Castrelos es un todo en uno para aquellos que busquen naturaleza y diversión infantil. Tiene 220.000 metros cuadrados, un paseo para disfrutar junto al río Lagares, un parque de juegos remodelado recientemente de grandes dimensiones con tirolina columpios giratorios, estructuras para escalar, zona para jugar con la arena y espacio para bebés

Además, en la parte superior está el Pazo, hoy convertido en el Museo Quiñones de León, con unos impresionantes jardines y rincones de ensueño para hacer una foto. En temporada de verano además en el auditorio al aire libre se suelen organizar conciertos para mayores y también espectáculos y música para los más pequeños, la programación de este año no se ha hecho aún pública y se prevén restricciones y cambios debido al coronavirus. 

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Visitar Vigo con niños: los diez planes que no te puedes perder