Los sitios imprescindibles para comer un buen pescado en Vigo

Desde tascas tradicionales a locales de primer nivel, la ciudad ofrece multitud de espacios donde degustar los manjares de la Ría


Vigo / La Voz

Arenales infinitos perfectos para escapar de las masificaciones, industria naval en la costa más urbana, unas vistas impresionantes de O Morrazo y, por encima, unos pescados y mariscos de chuparse los dedos. Esos son los regalos que hace cada día la Ría de Vigo a locales y turistas. 

Claro que todos tememos que nos estafen o nos intenten dar gato por liebre cuando vamos a tomar pescado. Si no quieres que te ocurra recuerda: apuesta por los locales que varían su carta en función de las vedas y surtido del mercado, en muchos puedes incluso ver las piezas expuestas; mejor si son de piel brillante, tienen los ojos intactos y las agallas rojas. Pregunta al personal del local sobre la procedencia de los pescados, estarán encantados de indicarte, los de la Ría serán siempre un poco más caros pero está justificado por su calidad. 

Los restaurantes y bares de toda la ciudad se vuelcan para ofrecer eso peces frescos recién capturados que cada madrugada llegan a la lonja de Vigo. Bares escondidos de barrios, restaurantes de primer nivel visitados por famosos, locales con vistas impresionantes, nuevas incorporaciones al mercado hostelero de Vigo... Repasamos todas las opciones para ofrecerte un recorrido por algunos de los sitios imprescindibles de la ciudad si te quieres tomar un buen plato de pescado. 

Basilio Toralla, desde el 54 con unas vistas impresionantes

Su madre lo abrió y logró un nombre en la ciudad. Ahora tiene 91 años y está ya retirada, pero su hijo continúa un legado que se basa en los mejores productos frescos para lograr el éxito. Cada día se trabaja con lo que haya en el mercado: rape, rodaballo, palometa roja... y ofrecen preparaciones a la brasa, al horno o a la plancha. Tantas opciones forma parte del éxito del local, según reconoce José Luis Durán. «La palometa roja está muy de moda y es muy demandada, pero nosotros ofrecemos más, tienen también mucho éxito los choquitos de la ría, la lura guisada, los chocos encebollados o con arroz negro, le damos muchas opciones al cliente». Ese comensal es sobre todo vigués, que acude todo el año, y al que se suma en verano algún turista fiel que repite en sus viajes. 

Otro de los atractivos que ofrece es una impresionante vista de la Ría y la cercanía con la playa, un paquete de lujo para todo el que visita la ciudad. El precio medio del plato ronda los 30 euros, aunque si el presupuesto no es problema también cuentan con sabrosos mariscos. Cigalas, nécoras o camarones se hacen hueco en el menú estos días, a los que se pueden añadir los caldos de la tierra más selectos. 

Playa de Canido, 217. 986 490 061

Amares, nuevos y volcados en el producto de la Ría

«Aquí no entra nada de piscifactoría, todo lo compro yo a primera hora en Bueu y Cangas, hoy tenemos palometa roja, lubina, rodaballo, martiño y también pescado pequeño, chinchos, xoubas o acedías. Todo fresco y de la Ría», explica Mónica Calvar Bermúdez, en el sector de la hostelería desde hace muchos años pero al frente del restaurante Amares, especializado en pescados, desde el pasado mes de noviembre. 

Situados en el centro de Vigo, en la zona de Rosalía de Castro, destacan por su diseño moderno y espacioso y un vivero donde se pueden observar a bogavantes y otros mariscos chapotear a la espera de su turno en la cocina. También hay un expositor impresionante donde cada día habitan los peces que compra Mónica y que se ofrecen según peso y temporada. A ello se añaden arroces de marisco, de rape con carabineros o de bogavante. «Lo cocemos y preparamos todo al momento, así que el que viene o espera o llama para reservar con antelación», explica esta empresaria. El precio medio por plato de pescado ronda los 22 euros.

Heraclio Botana, 3. 986 313 012

El Mosquito, mucha historia y fama en el corazón de Vigo

Imagen de archivo de losresponsables actuales de El Mosquito
Imagen de archivo de losresponsables actuales de El Mosquito

Sin duda es uno de los locales más emblemáticos de Vigo. Abrió allá por los años 30 en pleno casco histórico, junto al mercado de A Pedra y la calle de las Ostras. Desde hace cinco años lo regentan Santiago Bello y su mujer, que lo cogieron de traspaso. En esta cocina apuestan por preparar los pescados de forma sencilla para potenciar el sabor pero también moderna. «Todo es de la ría y todo es fresco, es habitual que tengamos lenguado, rodaballo o lubina, también mero que no es habitual. Un plato con mucho éxito de siempre son las cocochas de merluza», explican desde el local, donde un plato de buen pescado pueden rondar los 28 euros

En la actualidad y por protocolo del covid-19 solo disponen de 8 mesas, además todo su personal se ha formado en prevención, tienen una alfombra desinfectante en la entrada y las mesas se montan a la llegada del cliente. «Nuestro pescado tiene el sello pescaderías, que es el que te garantiza que es de aquí. Nuestro marisco también es gallego pero solo lo tenemos si cumple el estándar del restaurante, cinco nécoras tienen que sumar un kilo, igual que 4 o 5 cigalas, si no llegan a ese tamaño, las sacamos de la carta. Esta semana por ejemplo no tenemos camarón porque era pequeño. Y ahora tenemos zamburiña negra de la Ría, que casi no la tiene nadie», añaden desde este local, donde el mero también es otro de los habituales del menú. 

Carpaccio de lubina salvaje del restaurante El Mosquito
Carpaccio de lubina salvaje del restaurante El Mosquito

Por sus mesas han pasado desde el ministro Abalos la semana pasada a Carlos Herrera, José Mota o algunos famosos como Belén Esteban y Jorge Javier Vázquez. En su libro de visitas también se encuentran los recuerdos de Verónica Forqué, Concha Velasco o Les Luthiers. Un montón de rostros famosos que disfrutan de los pescados de la Ría en pleno centro. 

Bitadorna, dos locales en Vigo y A Guarda 

Hace 25 años abrieron mercado en A Guarda y desde hace 11 se puede disfrutar de la cocina del Bitadorna también en Vigo. «Traballamos cociña de mercado creativa, baseada sempre no tradicional. Traballamos por temporada e mercado e facemos xornadas ao longo do ano. Agora mesmo estamos con langosta vermella da costa e marisco», explica Chus castro, cocinera del local. También presume de rape, pulpo gallego, lenguado de costa, bacalao de lomo grueso o cocochas de merluza. 

«As receitas son de creación propia, ten moito éxito o rape asado con polvo de setas e cremoso de patata e porro. Toda é cociña sen gluten moi saudable, incluídos os postres que os facemos nós», explican desde el local, donde se pueden degustar algunos de estos platos desde 35 a 50 euros de media. 

Junto a sus pescados y otras ofertas gastronómicas están también los mariscos, ahora con la nécora, ostras, almeja, percebe o camarón como protagonistas. «Temos o comedor ó 50% aínda que nos permiten máis, non collemos grupos de máis de 20 nin eventos por seguridade. No local de A Guarda temos terraza pero en Vigo non. Esta temporada perdemos as comidas de empresa, que tanto éxito teñen en Bitadorna, pero tocou así», explica Chus en referencia al coronavirus.

Calle Ecuador, 56. 986 136 951

Casa Manolo, un descubrimiento en el corazón de Teis

Con sus viajes habituales a la lonja de O Berbés surten el expositor de pescados en el restaurante Manolo del barrio obrero de Teis. Local tradicional, la oferta de brasas y producto de calidad están detrás de sus más de dos décadas años de existencia. «Estos días es habitual tener lubina, corujo, palometa roja, sargo o bonito y ventresca. También ofrecemos percebes, navajas y un plato nuestro, cigalitas fritas, que casi nadie hace. Además tenemos almejas, camarones y nécoras», comenta María Jesús Méndez, a la que todo el mundo conoce como Pilu. 

La mayoría de los pescados que sirven ahora en verano en su terraza son a la brasa, algo en lo que son especialistas desde hace más de 25 años. Mucho antes del coronavirus dejaron de tener cartas, la pizarra contando los platos del día o el expositor donde colocan todo el pescado y marisco fresco que tienen son su seña de distinción para los clientes, algunos sorprendidos por esta opción. 

«Al principio nos costó arrancar porque estábamos en un barrio obrero, pero ahora la gente nos conoce y confía en nosotros. Cuando hay luritas pequeñas las hacemos encebolladas y ese día tiro de agenda de clientes y llenamos. Las almejas a la marinera también tienen mucho éxito y la cigala pequeña frita, en aceite de oliva», explica esta profesional desde el local, donde una ración de pescado puede rondar los 22 euros. En el caso de los braseados, siempre se acompaña de una ensalada, que tiene mucha aceptación entre la clientela. Será la mezcla de lechugas, será la hidratación de una hora, el centrifugado posterior o el aceite de oliva virgen extra que le añaden, pero el éxito está garantizado. 

Camiño Espiñeiro, 69. 986 264 752

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Los sitios imprescindibles para comer un buen pescado en Vigo