El nuevo proyecto del Coruxo toma forma

Renovaron los cuatro capitanes,  continúan jugadores importantes como Manu, David Añón o Diego Silva y ahora llegan los primeros fichajes con Rivera y Chevi


vigo

El delantero centro José Rivera y el centrocampista Chevi son las primeras caras nuevas para el Coruxo 2020/2021, un proyecto que va tomando forma poco a poco. La primera piedra fue ya la renovación hace semanas de Míchel Alonso, que tras firmar una gran primera campaña en el banquillo de O Vao, se compromete por un segundo año. No le acompañará Duvi, que había sido hasta ahora su segundo.

Al anuncio de la continuidad del entrenador le siguieron las renovaciones de los cuatro capitanes del equipo. Antón de Vicente, Mateo Míguez, Alberto Domínguez y Borja Yebra también apuestan por seguir vistiendo de verde el próximo curso.

Para Mateo, de 32 años, será ya su séptima temporada consecutiva como coruxista, mientras que tanto el portero como De Vicente alcanzan las cinco. El vigués ya había militado en el equipo en una etapa anterior, entre los años 2010 y 2012, antes de incorporarse a la disciplina del Celta B. En cuanto a Yebra, el jugador más experimentado del plantel a sus 36 años, será su cuarta temporada.

Tras estas cuatro renovaciones se anunciaron tres más, también de jugadores que venían siendo importantes en el equipo: Álex Ares, David Añón y Diego Silva. Para este último será su cuarta temporada en el equipo, mientras que para sus dos compañeros será la segunda. Ya en solitario se anunció la que hasta ahora es la última prolongación de contrato conocida, la del lateral izquierdo Manu Rodríguez que también afrontará su segundo curso en el club vigués.

Una oportunidad para Rivera

José Rivera se muestra ilusionado con la nueva etapa que va a emprender en el Coruxo. «Es un club familiar, lleno de buena gente y es una oportunidad para crecer. Prometo darlo todo en esta nueva etapa», señala el delantero procedente del Pontevedra. Llevaba tres años en la entidad granate, este último con poco protagonismo, y admite que tenía ganas de cambiar de aires. «Tenía ganas de marcharme, ya no aguantaba mucho más. Desde lo que pasó en invierno estoy sin fuerzas», comenta en referencia a su fichaje frustrado por el Arousa en el pasado mercado de invierno. Finalizada esta temporada, ya le había comunicado al Pontevedra que no quería seguir.

Rivera tuvo varias propuestas de equipos de Tercera y algún filial, pero se decantó por los verdes porque apostaron más fuerte y también porque le atraía un proyecto que busca prolongar el buen papel de al temporada pasada. Se reencontrará con jugadores con los que compartió vestuario en Pontevedra, caso de Añón y Trigo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El nuevo proyecto del Coruxo toma forma