Reinventarse a la vez como deportista y psicóloga

La tiradora María Mariño afrontó un doble reto por la pandemia


vigo / la voz

La tiradora del club vigués El Olivo María Mariño regresó esta semana a Italia, donde entrena esta temporada, para tratar de recuperar en la medida de lo posible la que era su normalidad anterior a la pandemia de coronavirus. Y esta no solo incluye su faceta de floretista, sino también la de psicóloga. Cuenta que durante el confinamiento no la dejó a un lado, pero también tuvo que afrontarla de manera diferente, lo que le supuso un nuevo y complejo reto.

Desde que se marchó a Italia, y tras haber terminado la carrera y cursado un máster en Psicología Deportiva, Mariño trabaja a distancia aprovechando los recursos que ofrece Internet. Realiza «tanto formaciones como seguimiento a deportistas, entrenamiento mental con ellos. Todo vía online», desgrana. En su trabajo diferencia una doble vertiente: «Hay una parte en que estamos para escuchar y ayudar y otra de habilidades mentales», recalca.

En la primera, ha tratado a gente que «lo ha pasado mal, porque la situación que se ha vivido genera ansiedades y estreses». En la segunda, admite haber tenido que reinventarse. «Nosotros estamos acostumbrados a trabajar muchas cosas que se aplican en la pista, a funcionar a través de los propios entrenamientos con objetivos competitivos marcados», dice sobre algo que ha pasado a no existir durante meses. «Hemos perdido ese calendario, la capacidad de llevarnos esa actividad a los entrenamientos», reflexiona.

Esto ha supuesto tener que «darle una vuelta a todo» para seguir ayudando a los deportistas. «Ha tocado trabajar habilidades mentales desde casa: la atención, concentración, velocidad de reacción toma de decisiones...», indica. También perdió a algunas personas con las que venía trabajando. «Hubo desde gente que me dijo que prefería desconectar al no estar en competición hasta otra que económicamente no se lo podía permitir. Pero en general sí que seguí trabajando».

¿Y para sobrellevar ella la situación, ayuda ser psicóloga? «Bueno, de algún modo sí, tienes información y herramientas que de otra manera no tendrías», comenta. Pero tiene claro que «la manera de trabajar de verdad es con otro psicólogo. Si no, es como el médico que se automedica, no suele salir bien. Puedes trabajar alguna cosa tú, pero necesitas otro punto de vista, que alguien te genere ese compromiso».

De vuelta a Italia previo paso por el CAR de Madrid

María Mariño está de vuelta en Italia, donde prevé pasar un par de semanas. El mismo tiempo que estuvo en el CAR de Madrid, al que llegó el día 14 de junio. «Ya se estaba retomando la actividad y me uní a los entrenamientos allí», explica. Para ello tuvo que pasar un reconocimiento médico y hacerse la prueba del covid. La realidad allí es ahora muy diferente. «Se ha reducido mucho la gente que puede acudir. Antes era más abierto. Ahora solo se permiten cuatro personas por arma y sexo y no se pueden utilizar zonas comunes a varios deportes», indica.

Todo está «muy controlado» a nivel de aforo y horarios, aparte de las imprescindibles medidas de seguridad. «Al entrenar hay que dejar las cosas en un sitio concreto y nos han dado un pulverizador con el alcohol. Todas las máquinas que uses en el gimnasio tienes que desinfectarlas. Y siempre con mascarilla», relata. Sin ocultar que es «un poco rollo», entiende también que «es lo que toca».

Tras esas dos semanas, hizo las maletas de nuevo ya para poder rumbo a Italia. «Me pilló todo en Estados Unidos (donde iba a competir) y no contaba con estar tanto tiempo fuera. Tenía aquí todas mis cosas», comenta. Ese era un motivo para volver, pero el más importante era «terminar la temporada entrenando fuerte», aproximándose a lo que sería un curso normal, que finalizaría sobre el 20 de julio, la misma fecha que maneja ahora para el regreso.

Tenía claro que quería volver en cuanto pudiera porque seis meses de vacaciones para un deportista de alto nivel son algo implanteable. «Aunque se nos cortó la actividad de repente, hemos intentando no sentirnos en ningún momento de vacaciones y seguir trabajando. Hemos entrenado en casa y en cuanto hemos podido, hemos recuperado la actividad en sala», comenta.

Existe la posibilidad de que no tengan competición hasta finales de año, con el Campeonato de España en el puente de diciembre según el borrador que se maneja. Nada confirmado. «No es fácil tener una planificación buena así, porque tu temporada siempre está en función de las competiciones para hacer tus semanas de carga y descanso. Ahora trabajamos a ciegas», precisa.

En cuanto a la situación en Italia, percibe que es «igual o mejor que en España». «Creo que ni es obligatoria la mascarilla, o al menos ves a mucha gente que no la lleva», asegura. Ella sí extrema el cuidado y nunca sale a la calle sin ella.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Reinventarse a la vez como deportista y psicóloga