El coronavirus obliga a suspender la procesión del Cristo de la Victoria en Vigo

Tiene más de dos siglos de tradición y reúne a miles de vigueses cada año en verano


Vigo

La multitudinaria procesión del Cristo de la Victoria este año no lo va a ser. Ni siquiera pequeña, porque las autoridades eclesiásticas y locales han acordado que es mejor, por seguridad, que sea cancelada. Este icono de la ciudad tiene una tradición que se remonta a más de dos siglos y reúne cada verano a miles de personas. El alcalde Abel Caballero anunció esta decisión tras reunirse con los responsables de la Cofradía del Santísimo Cristo de la Victoria. El recorrido que cada año practicaban miles de vigueses partía de la concatedral de Santa María por las calles del Casco Vello y del centro de la ciudad. No era extraño además, ver que muchos fieles realizaban el recorrido en otro horario diferente a la gran procesión, que se celebraba el primer domingo de agosto. «Este año no se celebrará la procesión, dada la situación de pandemia y el riesgo de concentración de personas», señaló el regidor.

Sin embargo, Caballero aclaró que sí habrá pregón, al que se dará lectura en el Pazo de Castrelos, y con las medidas de seguridad oportunas. El Concello se ha ofrecido a la cofradía para colocar sillas en el atrio e instalar una pantalla para que se pueda ampliar el número de personas que sigan las misas. De este modo se reforzarán con pantallas los actos religiosos de la Colegiata para ampliar el aforo de los mismos. El alcalde respaldó la decisión de suprimir esta procesión, una decisión adoptada «en favor da saúde dos cidadáns. En el encuentro estuvieron presentes la presidenta de la Cofradía del Cristo de la Victoria, Marora Martín-Caloto Alonso, el párroco, Moisés Alonso, así como el secretario y el vicepresidente, Carlos Borrás y José Ricardo Troncoso, respectivamente.

Tampoco hubo en 1934 y 1936

Hace 210 años, el Ayuntamiento de Vigo decidía solemnizar el 28 de marzo, estableciendo esta fecha como día festivo. Para ello, se dedicaría la jornada «al culto divino y de la venerada efigie del Santísimo Cristo de la Victoria». La mañana de esa jornada estaría dedicada a la celebración de una solemne procesión y por la tarde se conmemoraría la victoria sobre las tropas napoleónicas. Si la festividad se conservó en la fecha acordada, no ocurrió lo mismo con la procesión, que fue recorriendo diferentes fechas del calendario hasta instalarse en el actual primer domingo de agosto.

Pero no es la primera vez que la procesión no se celebra. Solo faltó en dos ocasiones a su cita anual; en 1934, debido a la intensa lluvia, y en 1936, como consecuencia del estado de guerra que vivía el país.

El primer domingo de junio fue la jornada elegida para rendir culto a la imagen religiosa más venerada de Vigo. Tampoco cuajó esta fecha y, en 1883, se probaba con el primer domingo de agosto, quedando hasta la actualidad como día de culto al Santísimo Cristo de la Victoria.

Montserrat Rodríguez Paz, en su libro Santa María de Vigo, atribuye los cambios cronológicos a las habituales lluvias de finales de marzo y a las coincidencias con la celebración de la Semana Santa.

El itinerario de la multitudinaria procesión tampoco ha sido el mismo desde hace doscientos años. En los primeros años, el recorrido se ceñía a las calles próximas a la iglesia de Santa María, entonces colegiata.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El coronavirus obliga a suspender la procesión del Cristo de la Victoria en Vigo