Siete meses de cárcel para una trabajadora en ERTE que borró la base de datos de clientes

e. v. pita VIGO / LA VOZ

VIGO

Oscar Vázquez

La implicada tendrá que indemnizar a su antigua firma con 6.655 euros

09 jun 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

El Juzgado de lo Penal número 2 de Vigo ha condenado a siete de meses de cárcel a una empleada como autora de un delito de daños informáticos. Ve probado que borró bases de datos de clientes de los discos duros de su propia empresa. Deberá abonar 6.655 euros en concepto de responsabilidad civil.

El incidente fue el 8 de mayo del 2017. La implicada trabajaba de técnico superior de prevención de riesgos laborales en una mercantil desde 9 años antes. Resultó afectada por un ERTE de duración de un año, del que recibió notificación personal y por escrito. Mientras estaba en su puesto de trabajo, accedió con su usuario y contraseña a su equipo informático corporativo y eliminó multitud de archivos y documentos digitales del disco duro y de la papelera durante cinco horas, incluyendo bases de datos de clientes.