Escolares de A Guarda crearon un bosque de gorriones en cuarentena

Monica López Torres
mónica Torres A GUARDA / LA VOZCANGAS / LA VOZ

VIGO

Es para el domo con el que llegan a la final de los premios Endesa

07 jun 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

«Ganar el premio provincial de Voz Natura nos dio alas para ir a por más y hacer una aula de la naturaleza en un domo para participar en los premio de ecoinnovación educativa de la Fundación Endesa». Jorge Pazos Giráldez, maestro de educación infantil y alma mater del proyecto Creciendo juntos, traslada la emoción con la que el CEIP As Solanas-Nicolás Gutiérrez Campo ha alcanzado la final de estos premios que organiza la Fundación Endesa para promover la educación medioambiental, en la categoría ¿Cómo mejorarías tu entorno?

 El entusiasmo es mayor debido a los reajustes y dificultades que han tenido por la crisis sanitaria. «Llegar hasta aquí es ya un premio para todos los niños, profesores y familias, porque en ningún momento han dejado de participar pese al confinamiento», explica Jorge Pazos, orgulloso de toda la comunidad educativa. Ganar el concurso sería el mejor colofón al curso ya que durante los últimos meses y, cada uno desde su casa, han participado padres, hermanos y abuelos de los 170 escolares del centro.

Su ilusión ha podido con las normas de distanciamiento, multiplicando incluso la retroalimentación o feedback entre docentes y estudiantes, que es un recurso fundamental en la calidad del proceso de aprendizaje, destaca el profesor. Tanto es así que en pleno confinamiento han conseguido hacer un bosque de gorriones que rodeará su primer aula de la naturaleza en su Patiolandia, que es como llaman al lugar de juegos y experimentos en el medio. También al hacer este bosque demostraron conocer su entorno ya que el colegio está en primera línea de costa y la salinidad no favorece el crecimiento de árboles. «Hemos hecho un bosque simbólico pero entre todos. Las estructuras de los árboles son todas de madera, pero no con raíces porque les afecta el mar, y los gorriones han sido hechos por cada niño con la ayuda de sus familiares», explica el profesor. Fue de las primeras actividades ya en confinamiento, porque el 20 de marzo era el Día del Gorrión, y el siguiente el del árbol. «Cada alumnos hizo el suyo en familia y escribió una poesía o un mensaje detrás, que ya estamos preparando para poder colgarlos en los árboles que rodearán al domo», avanza Jorge Pazos.

El domo estará listo para la vuelta al cole, por lo que los escolares ya han mostrado sus ganas de volver. «Lo pudimos comprar con los 2.000 euros del premio Voz Natura y el colegio aportó otros 3.000. El Concello nos ha ayudado poniendo ya la cimentación para ubicarlo en el parque», señala el maestro. Es un espacio multidisciplinar, como el proyecto y que pretende seguir fomentando el aprendizaje significativo y por descubrimiento que practica el centro, con trece años ya de experiencia en el programa Voz Natura, desarrollado por la Fundación Santiago Rey Fernández-Latorre y que cuenta con el patrocinio de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda, la Diputación de A Coruña, la Fundación Alcoa, El Corte Inglés y la Fundación Ramón Areces.

El centro compite con las 374 candidaturas presentadas en la cuarta edición de estos premios de la Fundación Endesa y solo 109 colegios han conseguido acabar sus propuestas medioambientales debido a las crisis del covid-19. Si ganasen, conseguirían 4.000 euros para seguir creciendo, como el nombre del proyecto proclama. «En los colegios, antes había laboratorios y eran espacios multidisciplinares de aprendizaje interactivo en el que se podía hacer y encontrar de casi todos. Esto es lo que queremos poder hacer con nuestros alumnos, para seguir aprendiendo de la naturaleza», avanza Jorge Pazos. Los escolares ya tienen experiencia acumulada, porque desde los 3 años participan activamente en todo. Desde reforestaciones en el Santa Trega con los comuneros, a cultivos en el centro o limpiezas de playas.