Apo'strophe, la galería «pecera» perfecta para tiempos de desescalada

Las dos salas de arte ubicadas en el centro comercial Plaza Elíptica se han reactivado. El público puede ver las obras desde fuera o pedir cita


vigo / la voz

Los museos regresan poco a poco a la normalidad, pero los pequeños espacios para el arte también buscan soluciones para seguir ofreciendo propuestas al público dentro de los parámetros de seguridad que actualmente exige la desescalada gradual.

Uno de ellos, el primero en Vigo, ha sido Apo’strophe.arte. Por su ubicación dentro del Centro Comercial Plaza Elíptica, la galería tiene que adaptarse, además, a la normativa que marca la gerencia del Centro Comercial. Tanto la sala de exposiciones central como el Espacio Anexo se caracterizan por su transparencia a modo de pecera visible desde los pasillos. Como explica Sara Pérez Bello, que se ocupa de su gestión junto a Álvaro Rodríguez, en cierto modo poco había que modificar en este caso gracias a la especial configuración de ambos recintos. «El público puede apreciar las obras expuestas sin necesidad de acceder al interior si no quiere. El anexo es casi en sí mismo un recinto para verlo desde fuera y la sala principal tiene una cristalera tan grande que se aprecia perfectamente. No va a ser lo mismo, pero bueno, es factible. Y además, si los espectadores quieren, también podrán entrar y acercarse más. «Se puede acceder mediante cita previa a través de nuestra web, nuestras redes sociales o el teléfono l teléfono 680 159 639», aclara.

Desde el 25 de mayo ya se pueden visitar desde los pasillos del centro comercial recién reabierto, los montajes que quedaron expuestos desde el confinamiento (se habían inaugurado solo unos días antes), en horario ininterrumpido de 11.00 a 22.00 horas.

En la sala central Apo’ strophe.arte está Baleirando o Edén, exposición individual de la artista viguesa Ruth Lodeiro, formada por esculturas e instalaciones, en las que utiliza cerámica, tul, mallas metálicas y hilos, en una doble lectura: el paraíso terrenal que fue vaciado por los humanos y la concepción judeocristiana de la mujer. La hija del pintor José Lodeiro es una autora de vocación tardía pese a haber crecido en un entorno creativo y Apo’strophe que tuvo mucho que ver en su salto a lo público. Ella misma reconoce a Sara y Álvaro Rodríguez como los artífices del empujón que necesitaba para lanzarse a lo que siempre se había negado por inseguridad y desde entonces no ha parado.

Por otra parte, en el anexo está Humanos, exposición individual de fotografía de Susana Álvarez, con imágenes que son una reflexión sobre «el tiempo, el control en el que estamos sumergidos, la existencia y nuestras creencias, como algo efímero, incontrolable y fuera lugar» para las que emplea elementos simbólicos.

Miedo

Ambas artistas harán visitas guiadas que se anunciarán en web y redes sociales. «Se realizarán cuando lo veamos oportuno, porque nos da la impresión de que la gente todavía tiene miedo a meterse en los locales, el ámbito cultural no se ha reactivado todavía. Por ahora nos hemos lanzado a la terrazas, pero los espectadores no van a salir aún con facilidad, es mi impresión», indica.

Las otras exposiciones que tenían programadas en las salas para este año, las han aplazado hasta el 2021.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Apo'strophe, la galería «pecera» perfecta para tiempos de desescalada