Los funcionarios judiciales salen a la calle a despachar la cola del Registro Civil

Los ciudadanos esperan a la intemperie a que un funcionario les pregunte la razón de su visita y les asesore


Vigo

Los funcionarios de Vigo están atendiendo en la calle a los litigantes y usuarios que hacen cola para entrar y ser atendidos en el Registro Civil. Deben entrar de uno en uno y, a veces, se juntan 20 personas. Debido a la normativa del covid-19, solo puede entrar una persona a la vez para ser atendida.

Cada diez minutos, un empleado público sale a la rampa de entrada del edificio judicial donde espera la cola y pregunta a cada persona el motivo de su visita para resolver rápidamente su gestión o remitirla a otro departamento o fecha. 

Los interesados vienen a solicitar certificados de nacimiento, inscribir a niños, certificados de matrimonio, estado civil, fes de vida y otras solicitudes, como las nacionalidades. En la cola hay incluso un funcionario que despacha para el día 9 a la gente que quiere resolver papeleo de nacionalidad. A otras parejas les da los impresos de solicitud de la boda y les explica que pongan el lugar de la celebración y los nombres de los testigos. Tienen que llamar para reservar fecha. Hay bastante cola porque hay 500 asuntos parados y contraer matrimonio en septiembre es difícil. «Es mal año para casarse», dice.

En la cola incluso esperan a la intemperie parejas por sus bebés a que les toque su turno para entrar.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los funcionarios judiciales salen a la calle a despachar la cola del Registro Civil