La desescalada del bádminton comienza en As Neves

La entidad ya se ejercita en el pabellón con el beneplácito del Concello y en turnos de 12 jugadores con máxima seguridad


vigo

Históricamente As Neves siempre ha sido una de las patrias del bádminton y en materia de desescalada, de nuevo ha quedado en evidencia. El equipo local es el primero en volver a entrenar en su pabellón con el plácet del Concello, cumpliendo todos los protocolos de seguridad y abriendo camino para otras entidades que están locas por volver a empuñar la raqueta y golpear el volante.

«O Concello, dende que saíu no BOE que se podía ir ós pavillóns, xa nos deu o ok», comenta Pablo Méndez, el técnico y alma máter de la entidad. En el Club Bádminton As Neves todo se hizo con lógica: primero, tener el plácet del Concello, y luego aplicar el sentido común. «Temos unha zona de desinfección nada máis entras polo pavillón, cunha mesa con xel desinfectante de mans», dice Pablo del primer paso que deben superar sus jugadores, que se someten también a un control de temperatura antes de entrar. «Cada día na entrada mídeselle a temperatura ós nenos para ver se algún a ten elevada», precisa el técnico.

Y una vez dentro, cada uno dispone de un área personal de dos metros cuadrados en las gradas. «As gradas témolas delimitadas para que cada xogador teña dous metros cadrados de densidade e alí deixan a súa mochila, a mascarilla e o único material que se comparte son as plumas, o resto nada. Nin ximnasio, nin esterillas, nin vestiarios nin nada», apunta Méndez.

En la cancha, a la hora de entrenar, y con una red por medio, todo está controlado. «Temos acceso ó 30 % do pavillón e adestramos cun grupos de 12 nenos. Necesitamos seis pistas das oito e o que temos é adestrando dous por pista para manter a distancia social. Coa rede de por medio e coas dimensións das pistas hai espazo de sobra».

Como consecuencia de todo esto el club ya lleva una semana entrenando mientras otros muchos siguen esperando turno. Por el momento, el Bádminton Tui y el Cíes en Vigo todavía no han podido volver a los entrenamientos presenciales. En el caso vigués, todo indica que la apertura de los pabellones todavía tendrá que esperar un tiempo prudencial.

Los seis becados en el CGTD se ejercitan en tres pistas y viajan en la furgoneta de la Federación

A nivel individual, los seis jugadores de bádminton que trabajan en el CGTD en Pontevedra también han reiniciado su actividad. Todos ellos acuden al centro en la furgoneta de la Federación Galega y entrenan en tres pistas, uno en cada parte de ellas, y también bajo estrictas medidas de seguridad y aplicando toda la normativa. La pluma es el único material que comparten, todo lo demás es individual.

El retorno a los entrenamientos es el primer paso pero falta otro muy importante, la vuelta a la competición, lo que permite a los jugadores tener objetivos a corto y medio plazo.

En ese sentido la Federación está pendiente de la convocatoria de las primeras citas tanto nacionales como internacionales que en ningún caso llegarán antes de finales de julio. Al igual que la práctica totalidad de los deportes minoritarios tiene que reelaborar los calendarios y la primera fecha que ha trascendido es el estatal sub-17 a celebrar en Villanueva de la Vera (Cáceres) en el próximo mes de noviembre.

Mientras, la entidad participa en reuniones con la Secretaría Xeral para o Deporte para elaborar un protocolo de vuelta a la normalidad que debe ver la luz en las próximas fechas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La desescalada del bádminton comienza en As Neves