Patricia Moon: «Los músicos nos volveremos más diurnos»

La artista viguesa se prepara para un verano distinto. Le han cancelado conciertos y festivales por el covid-19, pero su música seguirá sonando en eventos al aire libre, con distancia social y bajo la luz del sol


vigo / la voz

Pasarse al horario diurno no es nada traumático para la artista que eligió el astro nocturno como apellido musical y que define su estilo como lunático. Patricia Moon (Vigo, 1982) se lo toma con humor. «Nos pasaremos a los eclipses», afirma. La llegada de la pandemia supuso para el sector musical un frenazo en seco, «muchos compromisos se quedaron en el aire, tanto de mi proyecto personal como de la Orquesta Sinfónica Vigo 430». Se bajaron los plomos y ahora toca reiniciar un sector en el que ya no hay lugar para el roce entre el público ni para actuaciones musicales donde la cercanía social y las aglomeraciones eran parte de la magia. Y también la noche.

A pesar de los teatros cerrados, la cancelación de conciertos multitudinarios y las normas que limitan a los locales de música, el espectáculo debe continuar. «Nos volveremos más diurnos, con conciertos en la calle, sesiones vermú... Deberá explotarse este campo». Playas, terrazas y calles son los nuevos escenarios donde sonarán las melodías, que deben ir al compás de la desescalada. «Tenemos unas playas maravillosas para hacer cosas. Nunca hemos explotado los conciertos a pie de arenal, en muchos sitios se hace, yo he estado tocando, y es genial. Son lugares espaciosos, entornos paradisíacos que, además, los tenemos».

Concellos como el de Vigo y el de Pontevedra ya trabajan en la programación de conciertos más pequeños, con menos aforo y con garantías sanitarias para este verano. Abel Caballero se ha reunido telemáticamente con propietarios de salas de conciertos. «Es positivo e inteligente escuchar a los empresarios que llevan años en el negocio. Lo ha hecho el Concello de Vigo y también la Xunta. Reprogramar con diálogo es una apuesta asegura», explica la artista.

La roquera lírica

Licenciada en violín y en canto lírico, Patricia Moon ha encontrado en el rock una forma de expresión. Con tres discos a sus espaldas (Rock and Love, Oxytocin y Patricia Moon) sigue componiendo temas de «rock lunático». «Me sale natural la mezcla de estilos porque he bebido de las dos vertientes. Empecé con la música clásica y en la adolescencia me metí en el rock. Lo hago de forma experimental, me encanta explorar y crear cosas más raras». Tanto abraza su violín en las actuaciones con la Orquesta Sinfónica Vigo 430 como juega con las melodías más transgresoras mientras compone y toca sus temas de rock.

Patricia Moon ha dedicado el confinamiento a «meditar, cuidarme mucho y relajarme mucho. A disponer del tiempo del que nunca dispongo entre clases, conciertos, la labor de componer y los ensayos». No ha salido a tocar al balcón, pero de puertas para adentro ha tenido las manos bien ocupadas, principalmente por la guitarra. «Es un instrumento que siempre me apasionó y ahora le puedo dedicar tiempo».

Experta en el violín y pianista, aprovecha sus conocimientos para adaptar su música a la realidad que viene. «Aunque mi música tiene mucha orquestación, normalmente lo reducimos a la banda de rock. Pero todos los formatos se pueden reinventar, hacer un concierto acústico, con un solo músico... Ahora hay que reinventarse. Yo ya estoy acostumbrada, un día me llevo violines, o el saxo, u otros instrumentos. Eso es la música, aunque tiene matemáticas, no solo es uno más uno, también hay que explorar las posibilidades porque es muy enriquecedor». Ahora trabaja en nuevos temas pero no en un nuevo disco. «Es a posteriori, cuando reúno varias canciones y veo que forma un todo, cuando lo decido. Pienso en arte, viviendo el día a día, componiendo y expresando lo que siento. Lo importante es la creación y luego tomar la decisión que más convenga». La más importante de su carrera la tomó antes de los ocho años. «Cuando empecé en el conservatorio, veía que en las orquestas sinfónicas el violín llevaba la voz cantante y me dije yo quiero estar ahí. Al principio un violín es como un gato, tardas en sacarle sonido pero luego tocas el cielo con las manos».

Patricia Moon pertenece a la nueva generación de músicos vigueses. Décadas después de La Movida sigue habiendo un mar de fondo muy potente. «Hay grandes músicos y de gran corazón, se ha demostrado con la campaña del Banco de Alimentos». Pero quedan asignaturas pendientes, en un mundo donde los hombres siguen siendo mayoría. «Ha sido difícil en mi caso hacerme un hueco porque faltan referentes femeninos liderando una banda. En la industria lo que hay son prototipos de mujeres basados en la belleza, guapas y delgadas, pero no mujeres guitarristas. Por suerte cada vez se ha abierto más esa veda. Pero hay que seguir luchando». Defiende que las Administraciones promuevan iniciativas como Ramonas on Tour, de la que formó parte esta pianista con el apoyo de la Diputación. «Hace que cada vez se vea a más niñas tocando la batería o la guitarra eléctrica».

Su canción

«Amado mio», de Pink Martini. «He elegido esta canción de esperanza y amor para lo que estamos viviendo. Estoy segura de que después de la tormenta siempre llega la calma”.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Patricia Moon: «Los músicos nos volveremos más diurnos»