El Cunqueiro y Povisa ya se preparan para retomar consultas y operaciones y cerrar plantas de COVID

Planean hacer más cirugías y dar citas presenciales a pacientes


Vigo / la voz

Los hospitales de Vigo ya llevan días dándole vueltas a cómo ejecutar una progresiva vuelta a la normalidad. El crecimiento de casos de coronavirus en las últimas dos semanas ha sido mínimo y hay cientos de consultas, operaciones y pruebas que han quedado en el aire en el último mes.

Fuentes del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo aseguran que ya se está diseñando un incremento en la actividad de quirófano. Es algo que tiene que autorizar el Servizo Galego de Saúde a nivel central y que, según fuentes del complejo vigués, ya se ha solicitado. Fuentes sanitarias señalan que en el último mes se han hecho una media de 30 operaciones programadas al día, más las urgentes, que son unas 9 por jornada. Es muy poco, porque en los quirófanos del Cunqueiro y del Meixoeiro se practican una media de 130 intervenciones programadas al día. La lista de espera se da por perdida.

En Povisa también están en la misma situación. La dirección lleva unas semanas planteando retomar la actividad, aunque fuentes del hospital advierten que en el caso de este centro sanitario no solo tiene que autorizarlo el Sergas, sino la dirección del grupo valenciano Ribera Salud, propietario del hospital. Pero ya trabajan con posibles planes.

En ambos casos, la reentrada quirúrgica sería suave, comenzando con operaciones de prioridad 2. En teoría, las de prioridad 1 -básicamente, los cánceres- se han mantenido durante estas semanas, así como las intervenciones urgentes. Los hospitales han estado centrados prácticamente en exclusiva en el coronavirus: tanto en la atención a estos pacientes como, sobre todo, en evitar que el virus se diseminase y contaminase a otros.

Más allá de la cirugía están las consultas. La mayor parte de la actividad es telefónica en este momento, pero no sirve para todos los casos. En el Cunqueiro hay servicios que ya están citando a pacientes de manera presencial para el mes de junio, según ha podido constatar este periódico. En Povisa ya se plantean empezar a retomarlas poco a poco a principios de mayo, probablemente empezando con pacientes que no sean del Sergas.

Pero todo está en el aire. Porque un gran reto es cómo hacer las consultas. Las salas de espera ya no pueden estar como antes, constatas fuentes médicas. Habrá que guardar las distancias y, probablemente, escalar por turnos toda la citación, para que coincida menos gente al mismo tiempo.

Es algo que también ocurre con las pruebas diagnósticas. Cada vez que se utiliza un aparato para hacer un estudio a un paciente es necesario limpiarlo y desinfectarlo. Ya no puede ir todo a la misma velocidad.

El presidente de la Xunta ya ha apuntado también en esta dirección. Alberto Núñez Feijoo anunció que la alarma se ha bajado de fase 3 a fase 2 -hay un total de 4- y fue al entrar en la fase 3, hace un mes, cuando se empezaron a suspender de manera masiva todas las consultas presenciales para cambiarlas por telefónicas y todas las cirugías que no fuesen de la máxima prioridad.

Por eso, en los hospitales ya planean la nueva normalidad. Para muestra un botón: tanto el Chuvi como Povisa habían dejado en el aire la fijación de los días de vacaciones del personal. En el Sergas se piden en marzo, y en Povisa en abril. En los últimos días, en ambos hospitales han dado órdenes a su personal para que antes de mediados de mayo tengan sus días pedidos. Las organizaciones con tantos trabajadores solo pueden planificarse cuando está claro quién va a estar cada día. Este último mes ha sido de hospitales de campaña, pero ahora ya se está organizando la nueva normalidad.

Menos plantas para ingresar enfermos de COVID

Los recursos para hospitalizar a pacientes con coronavirus o con sospecha de coronavirus se están reduciendo. Se llegaron a planificar hasta 800 camas en el Cunqueiro y 225 en Povisa en un escenario máximo. Fuentes del Cunqueiro aseguran que posiblemente hoy se cerrará una de las tres plantas que se dedican al COVID-19. En Povisa ya han destinado a otros enfermos una planta (la quinta) que llegaron a tener en reserva cuando los contagios de coronavirus crecían. En este hospital tienen ahora solo una planta para sospechosos, con muy baja ocupación, y otra para casos confirmados.

No es para menos. La cifra de hospitalizados sigue por debajo de 100: 48 en el Cunqueiro, 40 en Povisa y 8 en Fátima. En las ucis hay 13, 7 y 3, respectivamente.

En Vigo hay 1.162 personas que padecen el COVID-19, según los últimos datos ofrecidos por el Servizo Galego de Saúde que hacen referencia a la noche anterior. La cifra vuelve a marcar un nuevo récord, con 20 más que el día anterior, que ya había supuesto una subida. Pero es un crecimiento pequeño. En este momento hay 1.066 personas que están sobrellevando el coronavirus en sus domicilios.

En el área de Vigo se han producido 109 muertes. La mayoría son en residencias. Son al menos 59, aunque probablemente más, pero la Xunta ya no informa sobre si muere algún residente dentro de un hospital.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El Cunqueiro y Povisa ya se preparan para retomar consultas y operaciones y cerrar plantas de COVID