El Banco de Alimentos recoge 100 kilos al día de mermas de supermercados

La entidad acude a los establecimientos de cuatro empresas, y avisan: necesitarán más


vigo / la voz

A la crisis del coronavirus le sucederá una profunda crisis económica en la que el Banco de Alimentos de Vigo ya está trabajando para poder atender la avalancha de peticiones que, saben, se vendrá encima en los próximos meses.

Además de las campañas puntuales, la fundación provincial del banco ha establecido convenios que facilitan que las arcas alimenticias no se paren tampoco durante el período de confinamiento. Todos los días acuden a varias firmas del sector para recoger mermas, es decir, los alimentos que ellos definen como «no comercializables pero sí comestibles», en definitiva, productos que tienen cerca la fecha de caducidad o que tienen algún desperfecto de presentación en su envoltorio, pero que no afecta al perfecto estado del contenido.

El equipo de voluntarios coordinado por uno de ellos, Jordi Rodríguez Lijó, acude habitualmente a recoger productos cárnicos a Coren, a los dos centros Carrefour, los dos Alcampo y El Corte Inglés.

Debido a las medidas de precaución tomadas durante estos días, actualmente solo Jordi Rodríguez hace la ruta. «Se siente fuerte y lo quiere seguir haciendo durante la pandemia», explican en la oenegé, que añaden que «en épocas normales lleva el material a la sede del Banco de Alimentos en la parroquia de Lavadores y terminaría siendo repartido para diferentes usuarios, pero estos días lo está llevando directamente al comedor social de La Esperanza, en O Berbés». La cantidad diaria que recogen oscila entre los 100 y los 150 kilos de comida. Llena la furgoneta que lleva. «Se ha disparado la demanda, desde colectivos sociales nos dicen que se avecina algo muy gordo, por lo que si hay algún establecimiento interesado en sumarse, encantados», manifiestan.

Algunos perecederos los tiene que llevar a los comedores sociales, pero otros productos que se pueden congelar, los lleva a la sede, que en estos momentos se encuentra bajo mínimos de personal. En la nave han pasado de los 30 voluntarios diarios, a siete, «porque además nuestro personal es de riesgo, personas de 70 años para arriba».

Desde el miércoles de Semana Santa no están en las instalaciones de forma presencial, aunque hay un retén de voluntarios ante cualquier urgencia. La mayoría sigue trabajando desde casa, pero se fueron a sus hogares con los deberes hechos: dieron más de 300.000 kilos que llegaron del Fondo Europeo de Ayuda al Desfavorecido. «Afortunadamente nos pilló con la nevera llena», reconocen, «y todo el mes de abril, antes de irnos a casa, la mercancía ha sido entregada a todas las oenegés de la provincia que ayudamos, que son 150. Hemos abastecido a todas ellas con ese fondo europeo y a mayores, con lo recogido por nosotros», indican. En el Banco de Alientos de Vigo tienen previsto regresar físicamente el lunes, 27 de abril, pero no todos sino los siete que se quedaron durante la crisis.

Van a empezar a dar ya las entregas previstas para mayo, adelantándoselas a las oenegés. La ayuda que maneja el banco asiste a 20.000 personas.

Como advierten, «cubrimos el 35 % de las necesidades de una familia, para el resto entendemos que tienen que ser las administraciones u otras oenegés las que ayuden».

La oenegé se moviliza en redes sociales para su primera campaña «online»

La situación de confinamiento actual impide cualquier tipo de acción del Banco de Alimentos como las que suelen llevar a cabo. De hecho, tuvieron que cancelar dos previstas en sendos centros de Carrefour, que además iban a donarles el doble delo recogido.

Pero la entidad busca soluciones y por primera vez han buscado una nueva manera de fomentar la solidaridad. Ayudados por el músico Amaro Ferreiro y un g rupo de amigos suyos entre los que se encuentra la escritora Ledicia Costas o el periodista Gonzo, han potenciado la puesta en marcha de cestas solidarias para los más necesitados.

La entidad ha habilitado cestas de la compra solidarias con distintos productos básicos y a través de su web www.bancodealimentosvigo.org los donantes pueden adquirir tres tipos de cestas co comida por importes de 10, 20 y 30 euros, así como hacer un donativo con otra cantidad de dinero cualquiera que se dedicará a la adquisición de comida. La camapaña lleva el hashtag #yoayudoalbancobueno y nació de la movilización solidaria en un grupo de Whatsapp encabezado por Amaro Ferreiro en el que también está su hermano o el surfero Gony Zubizarreta. El Banco de Alimentos anima a la ciudadanía a realizar sus donaciones online para seguir apoyando a la gente sin recursos, tan solo apretando una tecla.

Ya lo han hecho rostros conocidos como Gonzo, Amaro Ferreiro, Ledicia Costas o María Castro y la campaña suma cada día más incorporaciones. La última, la del presidente del Celta, Carlos Mouriño, que también «ayuda al banco bueno».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Banco de Alimentos recoge 100 kilos al día de mermas de supermercados