El Cunqueiro empieza a generalizar las pruebas rápidas del COVID-19

Se hacen en solo diez minutos y ante los negativos se hace el test PCR tradicional


Vigo / la voz

El Hospital Álvaro Cunqueiro ha empezado a utilizar de manera regular los nuevos test rápidos para detectar el coronavirus. Son similares a las pruebas de embarazo, aunque funcionan con una gota de sangre. Se pone sobre un reactivo y en diez minutos ofrece un resultado. Esta semana ya se han usado estas pruebas en los servicios de urgencias y en las plantas de COVID-19. Está previsto que la próxima semana su uso se extienda, dicen fuentes del área sanitaria.

Estos kits se conocen como test de doble banda. No detectan el virus SARS-CoV-2, sino la presencia en sangre de anticuerpos, que son sustancias generadas por el propio organismo para combatir la infección. Hay un tipo de anticuerpos que se pueden detectar entre 8 y 14 días después del contagio, los llamados IgM. Hay otro que aparece cuando han pasado entre 15 y 21 días, los IgG, con la enfermedad superada.

El test puede ofrecer cuatro resultados: negativo, positivo en un tipo de anticuerpos, positivo en el otro tipo o positivo en los dos. Dependiendo qué anticuerpo que se detecta, indica si el paciente está en una fase aguda de la enfermedad o si ya la ha superado.

Esta prueba es un complemento de la que se viene utilizando hasta ahora, la PCR, que es capaz de detectar material genético del virus, pero que es más lenta. Con ambas combinadas, la sensibilidad supera el 98 %. Se ha diseñado un procedimiento para indicar cuándo se utiliza una prueba y cuándo otra. De entrada, solo se hacen a personas con síntomas de infección respiratoria. La prueba de primera línea va a pasar a ser la de anticuerpos. Si es positiva, se puede saber en qué momento se está de la enfermedad. Pero el resultado negativo no aporta información válida, así que en esos casos se hace la PCR, para lo cual hay que tomar una muestra de nariz y esperar.

El procedimiento pactado para toda Galicia también prevé hacer pruebas a sanitarios con síntomas. Aquí se opera al revés: primero la PCR y después el test serológico. Lo mismo ocurre en las residencias de ancianos: primero la prueba genética y después la de anticuerpos.

El número de pruebas sigue creciendo, con el objetivo de diagnosticar más. El miércoles se hicieron más de 2.000 PCR, además de las pruebas de anticuerpos, de las que de momento el Sergas no ofrece un registro oficial. Al principio de la crisis del coronavirus se hacían 30 al día en Vigo. En esas 2.000 se incluyen las que se están practicando en todas las residencias de ancianos de Galicia, que se procesan en el Meixoeiro.

Pero en el área de Vigo también se están haciendo más. El COVID-auto ha duplicado su ritmo y ya toma 240 muestras al día, sobre todo para personal sanitario o ciudadanos que acuden a atención primaria.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El Cunqueiro empieza a generalizar las pruebas rápidas del COVID-19