Una letrada, sobre algunas consecuencias del confinamiento: «Esto va para largo, y generará violencia familiar»

La abogada de oficio atendió a detenidos por maltrato en comisaría y luego consultas de divorcios desde casa


vigo / la voz

Las calles están vacías por el estado de alarma pero sigue habiendo violencia machista en el hogar. La letrada Ana García Costas, experta en familia y violencia sobre la mujer, califica de «locura» lo vivido en su guardia desde que entró en vigor el real decreto del estado de alarma por el coronavirus. Salió de su confinamiento obligatorio en casa para atender a los arrestados en comisaría. «Estuve el sábado de guardia con los detenidos y, la verdad, fue una locura pues había diez arrestados por robos y por violencia doméstica», relata.

En los últimos días, los tribunales de Vigo han extremado las medidas de seguridad para evitar contagios por coronavirus: «El sábado bajaron a los detenidos al juzgado de guardia para disposición judicial, pero el domingo la jueza de guardia asistió a los detenidos por videoconferencia y los abogados acompañamos a los detenidos en su declaración desde la comisaría».

Al llegar a su casa, a cumplir la cuarentena, su teléfono siguió sonando. Esta vez eran consultas de sus clientes divorciados sobre el régimen de visitas a los hijos. «Recibí muchas llamadas porque hay madres que aprovechan para no dejar que los hijos vean a los padres. Y otras progenitoras trabajan pero no tienen más familia para atender a los niños y los respectivos padres no quieren hacerse cargo de ellos», dice.

Dado que la actividad judicial se limita a servicios esenciales, la abogada de familia se limita a dar consejos. «Le estoy diciendo a mis clientes que procuren ser negociadores e insistentes en su solicitud de ver a los hijos menores. He tenido llamadas desde el domingo por esto. Son asuntos sobre los que ya hay sentencia pero uno de los dos progenitores no cumple el dictamen», afirma.

La letrada cree que «hay madres que unilateralmente interpretan que con el confinamiento los hijos no pueden salir a la calle y otras que lo contrario, que como tienen que trabajar, necesitan a los padres para que atiendan a los hijos y ellos se niegan».

A pesar de todas estas incidencias, no se puede hacer nada judicialmente. «Mi idea para resolverlo es que los afectados llamen al juzgado de familia y que lo pongan en conocimiento de la jueza porque esto va para largo y va a generar situaciones de violencia familiar, me temo».

No es la única que ha recibido consultas de divorcios. A su colega Josefina Barros la telefoneó un cliente preocupado porque su exmujer e hijo residen en Portugal y él no sabía cómo cruzar la frontera para visitar al niño.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Una letrada, sobre algunas consecuencias del confinamiento: «Esto va para largo, y generará violencia familiar»