Fin a las primeras cuarentenas

Sanitarios que estuvieron en contacto con el primer paciente salen del aislamiento


Vigo / la voz

El desafío sanitario del momento cogió de improviso a más de una veintena de profesionales del Hospital Álvaro Cunqueiro. El primer paciente estuvo en contacto con personal del hospital antes de que nadie supiese que portaba el nuevo coronavirus. El hombre, que sigue estable en la uci, acudió a urgencias el viernes 28 de febrero por un dolor abdominal. Volvió el domingo 1. Han cambiado tanto las cosas, que por entonces ni se sospechaba que haber estado en Madrid, como ese primer paciente de Vigo y su mujer, pudiese constituir un riesgo. Era inimaginable que tuviese el virus. Muchos profesionales estuvieron en contacto con él.

Desde el sábado pasado, todos los días se han estado levantando cuarentenas a personal sanitario. Hoy saldrán más y también mañana. El paciente estuvo en contacto con personal sanitario sin protección cinco días. Se le diagnosticó el miércoles 4. Todos esos trabajadores han cumplido catorce días en sus domicilios, vigilando sus síntomas y tomándose la temperatura a diario. Nadie ha desarrollado el COVID-19, la enfermedad que provoca el nuevo coronavirus.

El último balance ofrecido por el Sergas, con datos de ayer a las 9.00, indica que en Vigo hay 46 personas infectadas. Son once más que el día anterior. De ellas, 34 están en sus casas, controladas desde el hospital. En el Cunqueiro hay cinco ingresados (dos en uci y tres en planta), en Povisa hay seis (todos en planta) y en Fátima hay uno (en uci). El sábado por la mañana falleció en Povisa una mujer de 92 años.

Está previsto que pronto lleguen las primeras altas. Hay tres personas familiares del primer paciente que no han desarrollado apenas síntomas y que están en sus casas. Todavía son enfermos. Pero, si todo sigue la evolución actual, pronto recibirán el alta. Para ello, se les hará de nuevo la prueba del COVID-19 y, si es negativa, se les considerará curados.

Lo que no deja de crecer es el número de pruebas que se hacen a personas que tienen síntomas de infección respiratoria. Ahora, todo aquel que ha estado en Madrid en las dos últimas semanas o bien que ha permanecido con un contagiado se le considera sospechoso de padecer la enfermedad y es candidato a la prueba. Pero los equipos que toman muestras a domicilio están desbordados. Ayer estaba previsto incorporar tres más para que haya siete. El domingo se hicieron 92 pruebas, tres veces más que en la semana pasada.

Bajón en urgencias

La actividad en los hospitales ha caído en picado. Ayer se suspendieron todas las cirugías no urgentes, salvo las de cáncer. En consultas, las salas de espera estaban casi vacías. Todo lo que no es urgente se ha aplazado.

Después están las urgencias, que notan a tope el efecto del confinamiento. En urgencias del Cunqueiro, el sábado y el domingo fueron días históricos, con los registros más bajos de la historia: 152 y 147 pacientes. Un día normal, acuden a ese servicio 371 personas. Pero ahora toda la patología banal ha dejado de ir.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Fin a las primeras cuarentenas