El Sireno, de Leiro, busca su sitio en la Porta do Sol

HEMEROTECA | En 1991 comenzaba a instalarse la popular escultura


En marzo de 1991, los operarios municipales se afanaban por situar una escultura de Leiro en lo alto de una peana situada en la Porta do Sol. Sobre dos finas columnas de 14 metros de altura se ubicaría una ola de hojalata, en la cual descansará una especie de sireno, según se explicaba en La Voz de Galicia. Se especificaba que se trataba de un hombre que parte de su cuerpo estaba recubierto de escamas.

Pero hubo que esperar a noviembre para ver el resultado final de la obra de Paco Leiro. La escultura pesa cinco toneladas y costó 49 millones de pesetas (240.000 euros). Había sido realizada en acero inoxidable, pensando en las inclemencias del tiempo a que estaría sometida a lo largo de los años.

En aquel época se aseguraba que era la escultura más grande del mundo realizada en acero inoxidable.

El Sireno, nombre que rechazaba Leiro, formaba parte de un amplio plan de esculturas urbanas trazado por el gobierno del alcalde Manuel Soto.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Sireno, de Leiro, busca su sitio en la Porta do Sol