Aulas semivacías en el instituto de Moaña por el miedo al coronavirus

La mayoría de los alumnos que comparten clase con el chico infectado no han acudido a clase, como les habían pedido las autoridades; tres jóvenes esperan resultados


Vigo / La Voz

La calma que han tratado de transmitir las autoridades sanitarias y educativas a los padres del instituto A Paralaia, de Moaña, no ha cuajado. Un chico de 15 años que cursa tercero de ESO es el primer menor contagiado en Galicia por el coronavirus y el viernes por la mañana se tomaron medidas. Se identificó a medio centenar de personas que tenían un contacto más estrecho con el joven y se les recomendó que mantuviesen sus hábitos cotidianos. Además, se les pidió que se tomasen la fiebre dos veces al día y que vigilasen sus propios síntomas, con el objetivo de llamar al 061 si había cambios. Pero todo pasaba por que siguiesen yendo a clase. Y no ha sido así.

Esta mañana solo 9 de los 27 chavales que comparten clase con el contagiado acudieron al aula. A los contactos más estrechos se los ha puesto en una cuarentena preventiva. Ninguno ha dado positivo en las pruebas, pero como la enfermedad COVID-19 se puede desarrollar a lo largo de los 14 días siguientes a la exposición, tienen que seguir bajo vigilancia. Es lo mismo que el resto (control de síntomas) pero sin salir de su casa. Esos son una decena. Después hay otra decena cuyos padres han optado por la prudencia y han preferido dejarlos en casa. Ninguno ha tenido síntomas y Sanidade y Educación han pedido que sigan con su vida normal. Pero los padres están alarmados.

En la tarde del lunes, las autoridades sanitarias se han reunido con los padres. En ese encuentro han explicado que ya se han tomado muestras a once compañeros del contagiado: dos el viernes, seis el domingo y tres el propio lunes. Son once, que tenían síntomas leves, compatibles con los de cualquier catarro. Los ocho primeros dieron negativo y los otros tres seguían pendientes de resultados cuando se celebró el encuentro. En él se explicó que aquellos que han dado negativo deben seguir con vigilancia activa (control de síntomas) durante los catorce días correspondientes, pero que pueden ir a clase. 

Los padres se quejaron de que han recibido mucha información contradictoria. Varios padres lamentaron que unas veces se les decía a los chavales a los que se les hicieron pruebas que debían quedarse catorce días en aislamiento, independientemente del resultado; mientras que otras veces se les comunicaba que una vez que recibían el negativo ya estaban exentos de la cuarentena.

La madre del chico contagiado es la mujer del hombre rumano de 44 años que está en la uci del Cunqueiro. Ella, el chaval y una sobrina llegaron a estar en aislamiento en el hospital de Vigo después de que se confirmase que portan el virus, pero el sábado por la noche fueron enviados a sus domicilios, ya que no tenían síntomas de infección respiratoria. El chico ha estado conviviendo con su padre en los últimos días, pero él no ha dado positivo. El último contacto que tuvo con su padrastro y su madre fue el domingo 1. Fue a clase hasta el jueves. El viernes ya no.

Todo este terremoto cogió al IES A Paralaia en viernes. A primera hora de la tarde, la dirección escribió un correo a los padres para tratar de calmar sus inquietudes. Hoy era el primer día de clase desde entonces. El instituto también ha reforzado las medidas de higiene y limpieza. 

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Aulas semivacías en el instituto de Moaña por el miedo al coronavirus