Lo que aguardan los vigueses para que se haga Justicia

Así es la lista de espera: un maltratador, solo un día; un hipotecado con cláusulas suelo, hasta dos años. La irrupción de demandas por IRPH amenaza con agravar la situación.


vigo / la voz

El 27 de enero, un acusado fue al colegio de Vigo donde llevan al hijo común que tuvo con su exmujer y le dijo a ella que iba a buscar al niño con un cuchillo y que si no se lo entregaba la iba a matar. El episodio acabó con el hombre sentado en el banquillo en un juicio rápido por un delito de amenazas leves a la mujer que se celebró ayer en el Juzgado de lo Penal número 2 de Vigo. Lo citaron 38 días después del incidente, en tiempo récord. Pero no todos los procedimientos en Vigo son tan ágiles. En general, el acusado de un delito llega a juicio entre uno y tres años después de ser detenido. Los hipotecados que reclaman por abusos bancarios, los trabajadores que litigan por horas extras y los apelantes que recurren contra una sentencia están empantanados y esperan un año a oír la resolución. Hay una enorme lista de espera.

Para leer más, suscríbete

NO TE QUEDES SOLO
CON LOS TITULARES
WEB+APP SIN LÍMITES
Lee sin límites las noticias de La Voz, accede a los contenidos exclusivos y disfruta de la lectura sin publicidad intrusiva, gratis durante los próximos 30 días
4,95 € /mes
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882
9,95 € /mes
Suscríbete
Sin compromiso de permanencia

Lo que aguardan los vigueses para que se haga Justicia