«Llevamos 18 años dándonos contra un muro. Necesitamos saber qué le pasó a nuestra hija Déborah», dice el padre

Es la primera vez que un familiar directo de la joven «asesinada» es llamado a prestar declaración en el juzgado

;
La hermana de Déborah: «Por fin se le toma declaración a alguien de la familia tras 17 años» El padre de la joven viguesa, que apareció muerta en 2002 tras desaparecer durante once días, acudió hoy a los juzgados de Tui

Vigo

Con voz tranquila y sin casi volumen pero con un mensaje de grito desesperado para que se haga justicia, el padre de Déborah Fernández comparece a estas horas en sede judicial. Es una de las contadas ocasiones en las que el padre de familia ha vuelto a salir de casa tras la tragedia pero también la primera vez que un familiar en primer grado de la joven es llamado a declarar.

La campaña Justicia para Déborah defendida a cal y canto por su familia estos años y respaldada por miles de personas de toda España, consiguió la reapertura del caso a finales del año pasado.

Desde entonces son trece las personas que han sido llamada a declarar. La seis primeras fueron en enero. Además del padre de Déborah hoy prestará declaración una de sus mejores amigas, aunque lo hará por videoconferencia al encontrarse fuera del país.

Tras más de hora y media de declaración, el padre de la joven ha abandonado el juzgado insistiendo en la demanda de que llamen a declarar a todos los familiares, «especialmente a mi sobrina Nuria, porque era la que estaba con Déborah cuando desapareció pero aún no la han llamado a declarar». A las 11.30 ha comenzado la videoconferencia con la segunda testigo llamados para este jueves. 

El caso

La esperanza de la familia es que se esclarezca con esta reapertura el caso de la joven, que desapareció en abril del 2002 en Vigo y fue hallada muerta diez días después en una cuneta de O Rosal. Ni siquiera se ha podido determinar la causa del fallecimiento. Las tres autopsias que se le practicaron solo revelaron que no había habido agresión sexual y que Déborah murió el mismo día o al siguiente de su desaparición. No se estableció la causa del deceso, ya que «pudo deberse tanto a causas naturales como a asfixia por sofocación con un objeto blando». 

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

«Llevamos 18 años dándonos contra un muro. Necesitamos saber qué le pasó a nuestra hija Déborah», dice el padre