Juicio a dos madres por pegar a una maestra: «Una le hizo el gesto de cortarle el cuello»

Varios compañeros de la víctima relatan cómo una de las acusadas daba manotazos y un puñetazo a la profesora


Vigo

Varios profesores aseguraron hoy en un juicio que una de las madres acusada de pegar y amenazar a una profesora de primaria «le hizo el gesto de cortarle el cuello».  La segunda jornada de la vista se celebra esta mañana en el Juzgado de lo Penal número 1 de Vigo. La maestra fue atacada el 14 de febrero del 2019 en un colegio concertado de Valadares porque se negó a entregarle a una de las acusadas a su hija escolarizada en el colegio debido a un litigio de separación con el padre. Una amiga suya fue la que se enzarzó con la riña. 

Los testigos insistieron en que la acusada, amiga de la madre que quería recoger a su hija, le dijo a la maestra: «Si esto me lo hace a mí, si esto pasa con mis hijos, la...» y acto seguido hizo un gesto de degollarla. Lo hizo en «reiteradas ocasiones» mientras los profesores intentaban serenarla y calmarla.

Los docentes acudieron a la entrada del colegio a proteger a la maestra atacada por la amiga de la otra madre: «Le dio dos o tres manotazos y un puñetazo en la cara y le empujaba en el torso». Un profesor hizo de escudo a la vez que apartaba hacia una pared a la agresora y otras docentes le ayudaron. Mientras, la otra madre se coló dentro del colegio gritando el nombre de su hija de siete años para buscarla. 

En la vista también declaró el padre de la niña, quien confirmó que puso una denuncia contra la amiga de la madre porque, supuestamente, le hizo moratones en el brazo un día que fue a recoger a la pequeña. 

Delito de atentado

La Fiscalía ha retirado la acusación de atentado porque la docente es contratada laboral en colegio concertado. Es decir, no tiene la condición de funcionaria docente o sanitaria que exige el C.P. tras incorporar a estos profesionales en su modificación de 2015 (art.550). Dicho de otra forma, solo es atentado si la persona agredida es funcionaria. La jurisprudencia al respecto se inclina por este criterio.

También se retira la acusación de atentado basándose en la propia unidad de criterio de la Fiscalía, que garantiza un ejercicio de la acusación pública coherente en todo el Estado. Se mantienen las otras acusaciones con su correspondiente petición de penas.

Una de las madres también estaba acusada de agarrar del brazo a una de las niñas y causarle un hematoma. La Fiscalía redujo de dos a uno el número de moretones causados a la menor. En cuanto a las amenazas de la madre de la niña a la maestra, se reducen a un solo episodio horas antes de los incidentes.

La acusación particular pidió que ambas madres tengan prohibido pisar el colegio durante tres años. 

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

Juicio a dos madres por pegar a una maestra: «Una le hizo el gesto de cortarle el cuello»